El río Piura penetra en la ciudad y causa inundaciones

Sus aguas filtraron por compuerta y convirtió en una gran laguna la plaza Tres Culturas y los accesos de la Fiscalía y Corte de Justicia, llegando al pie de plaza de Armas. También la avenida Chirichigno, en la urbanización El Chipe, y el Malecón Eguiguren
El río Piura penetra en la ciudad y causa inundaciones

El río Piura penetra en la ciudad y causa inundaciones

11 de Marzo del 2017 - 09:08 » Textos: José Martínez » Fotos: Correo

Le gana a la ciudad y a las defensas ribereñas. La crecida del río Piura, que a las 9:00 de la mañana de ayer superó los 2,000 m3/seg., originó que se inunden varias áreas del centro de la ciudad, por filtraciones de aguas por las compuertas.

En tanto, los puentes Sánchez Cerro y Cáceres eran cerrados momentáneamente, como medida de precaución, a la espera de que el caudal del río descienda.

INUNDACIONES. La plaza Tres Culturas fue una de las áreas inundadas, al punto que las aguas del río, que filtraron por una compuerta a la altura del Ministerio Público, llegaron al pie de la plaza de Armas y estuvieron cerca de alcanzar la municipalidad de Piura; además de cubrir los accesos a las sedes de la Fiscalía y Corte Superior de Justicia de Piura y a un hotel aledaño, en la calle Lima.

Las aguas del río se extendieron en una inmensa laguna de la calle Lima hacia las calles Ayacucho y Apurímac hasta alcanzar la calle Libertad.

En las inmediaciones del puente Cáceres, margen derecha, el río Piura se desbordó e inundó un hotel en construcción en la avenida Fortunato Chirichigno, de la urbanización Los Cocos del Chipe, en Piura, y amenazaba con afectar áreas aledañas.

El agua del río también se filtró por las alcantarillas en la misma calle Fortunato Chirichigno, generando una laguna frente al Seminario San Juan María Villaney y cerca a la Clínica El Chipe, en la urbanización del mismo nombre, la misma que se prolongó por la calle Federico Helguero.

El río también se desbordó, mediante filtraciones, en el Malecón Eguiguren, en Piura, entre los jirones Callao e Ica, donde hay aguas acumuladas que llegan cerca de casonas y comercios.

En el malecón, entre los puentes San Miguel y Bolognesi, las bloquetas de concreto, que sirven como defensa ribereña, están o destruidas, con bases deterioradas o a punto de caer y hay una que se vino abajo tiempo atrás, cerca del puente Bolognesi.

CIERRE DE PUENTES. El cierre de viaductos era momentáneo, de acuerdo al caudal del río Piura, y el cumplimiento de las disposiciones estaba a cargo de la Policía.

Ayer, a las 9:00 de la mañana, el puente Sánchez Cerro estaba cerrado al tráfico vehicular y solo pasaban transeúntes.

Al medio día se abrió al tránsito vehicular, pero restringido, por turnos, de modo que solo pasaban los autos de Piura a Castilla o de Castilla a Piura, pero en forma alterna, de modo que no se utilizaban los dos carriles a la vez.

Alrededor de las 2:45 de la tarde ya se cerró el viaducto al tránsito vehicular y peatonal, como medida preventiva.

En tanto, el cuarto puente sí estuvo cerrado todo el día al tránsito vehicular, con lo cual la única de vía -cerrado el puente Sánchez Cerro- para el paso de autos y otras unidades de Piura a Castilla y viceversa era el puente Bolognesi, que soportó gran carga vehicular y congestionamiento, porque incluso los ómnibus que habitualmente utilizan el puente Cáceres, hacían uso ayer de este viaducto.

Otro puente, cerrado al tráfico vehicular y peatonal, como días atrás, fue el puente Independencia.

COLGANTE. Una alternativa al cierre de viaductos al paso peatonal fue ayer el puente colgante Intendencia, a la altura del Hospital Cayetano Heredia, en Castilla, donde se formaban largas filas para cruzar, bajo control policial.

Por eso, se ha conformado en el área un paradero de mototaxis, para trasladar a quienes pasan de Piura a Castilla por ese punto. En tanto, un efectivo del Serenazgo de Castilla controlaba en el acceso para que no crucen motocicletas por esa estructura.

CAOS EN TRANSPORTE. El hecho de que el único puente de paso de vehículos fuera el Bolognesi, además del congestionamiento natural, originó que ómnibus y combis, provenientes de Castilla y Catacaos, ingresaran en la tarde por calles como La Libertad y Tacna para retomar sus rutas por la avenida Sánchez Cerro o para dirigirse a su destino final, el mercado, en el caso de las unidades que utilizan el cuarto puente.

A MEDIO CAMINO. Los ómnibus de la empresa Super Star llegaban ayer hasta las inmediaciones del cuarto puente, en Piura, donde los pasajeros, que son mayormente universitarios, cruzaban el viaducto y se dirigían caminando a las instalaciones de la UNP.

El problema era para quienes debían movilizarse hasta el caserío Miraflores y otros, que cubre esa línea, pues debían abordar otras unidades, una vez pasado el puente.

Los ómnibus de la empresa de transporte 6M y combis de Catacaos solo llegaban hasta el grifo Pecsa, en Castilla, cerca del referido viaducto, después regresaban a Catacaos.

CAUDAL DEL RÍO. A las 10:00 de la mañana de ayer el caudal del río Piura era de 1,938 m3/seg. en el puente Sánchez Cerro. Y descendió a 1,888 m3/seg. a la 3:00 de la tarde; a 1,840 m3/seg. a las 4:00 de la tarde; y a 1,777 m3/seg. a las 6:00 de la tarde, según los reportes del Proyecto Especial Chira Piura.

El jefe del COER, coronel (r) Eduardo Arbulú, dijo que se esperaba que el caudal fuera en descenso en vista que no se habían presentado lluvias de gran intensidad en la región.

MÁS LLUVIAS. El director del Senamhi Piura, Jorge Carranza, indicó que se va a extender el aviso meteorológico de lluvias hasta el 15 de marzo.

Dijo que para las próximas horas se esperaba precipitaciones importantes para Morropón, Lancones, Sullana y Piura, por la formación de sistemas convectivos (nubes de gran tamaño) importantes.

Las precipitaciones del jueves, según el Senamhi, fueron en Alto Poclus (Frías ) 60.2 mm., Malacasí 35.2 mm., Santo Domingo 35.3 mm., Virrey 17.8 mm., entre otros.