La historia del milenario perro viringo de Piura

La historia indica que estos lindos animales eran usados como guardianes
La historia del milenario perro viringo de Piura

La historia del milenario perro viringo de Piura

31 de Enero del 2018 - 10:09 » Textos: Nilo Vilela » Fotos: Correo

Actualmente los perros sin pelo o llamados comúnmente “viringos” son muy apreciados por ser muy sumisos, fieles y tolerantes, aunque a veces son un poco desconfiados con las personas extrañas.

Para el médico veterinario Heinz Fahsbender Céspedes, el perro sin pelo llega a poblar el continente americano tras una migración por el estrecho de Bering.

Según la historia, en la época de la conquista, los españoles trajeron unos perros más grandes para tratar de ahuyentar a los “viringos”, a los que también se les denominaba perros “Tallanes”.

El veterinario señala que dichos perros “tienen la cabeza en forma de diamante, un hocico alargado y una orejas puntiagudas y erectas, además de un lomo fuerte y desarrollado que le permite correr grandes distancias sin cansarse. Su piel es gruesa, aunque al estar desprotegida se rasga muy fácilmente, por eso los dueños tienen que tener mucho cuidado antes de exponerlos a los rayos del sol”.

El médico Fahsbender no cree que esta raza esté en proceso de extinción porque “más bien se ha repoblado, hay muchos aficionados a ellos y hasta hubo una asociación piurana de protección al perro sin pelo, que luego se desactivó. Algunos los crían en sus casas, los tratan de los mejor, ya que tienen propiedades curativas y terapéuticas contra la artritis y el reumatismo, ya que su temperatura interna es de 39° y la externa alcanza los 40 grados”.

Antiguamente, los pobladores los usaban como perros de compañía y también en rituales.

Sin embargo, la evidencia arqueológica indica que la presencia de esta raza en el Perú data de más de tres mil años. Ello se evidencia en las vasijas y cerámicas halladas en diversas partes del país, entre ellas Piura, donde encontraron vestigios que explicaban cómo enterraban a los perros, considerados en aquella época como guardianes.

Ahora mismo, en el centro poblado Narihualá se encuentran los llamados “Peruanita”, “Mecnón” y “Pelao”, tres perros viringos que recorren el centro arqueológico y que se han convertido en los verdaderos “guardianes” de la fortaleza.

El médico indica que “incluso algunos científicos han escrito sobre las propiedades curativas de estos perros que no son agresivos, incluso, se cree que espanta a los malos espíritus. Son adaptados a los climas cálidos, pero debido a la falta de pelaje, en el invierno deben usar abrigos, pues pueden padecer afecciones respiratorias”.

El perro sin pelo del Perú tiene un origen antiquísimo. “Era usado tradicionalmente como mascota familiar, es juguetón, inteligente, obediente, fiel y fácil de adiestrar, bastante apegado a sus dueños”, señaló.

Por su tamaño, hay tres variedades: pequeño (desde 25 cm.), mediano (40 cm.) y grande (pudiendo llegar a los 60 cm.). Además, aunque parezca increíble, dichos animales pueden ser de blanco, cobrizo, negro, albiños, marrones, entre otros. Otros, en cambio, poseen pecas o penachos en el lomo o en la cabeza.

Lo más leído