Los damnificados de San Pablo reclaman vías de acceso y un médico

Ellos señalan que su salud está en riesgo, y que si ocurre una emergencia, corren el riesgo de no ser auxiliados
Los damnificados de San Pablo reclaman vías de acceso y un médico

Los damnificados de San Pablo reclaman vías de acceso y un médico

07 de Enero del 2018 - 10:32 » Textos: José Chapa » Fotos: Correo

En la región Piura, los pobladores del caserío San Pablo y las familias damnificadas que desde hace diez meses residen en la zona, denunciaron que no cuentan con los servicios básicos, por lo menos un médico, y vías de acceso que les facilite la atención en caso ocurra alguna emergencia.

PEDIDO

“No hay atención las 24 horas del día porque falta un médico, no tenemos electrificación, agua potable, recojo de residuos. Acá vivimos 1,200 familias y nos sentimos olvidados de las autoridades, San Pablo albergó en su momento a 830 familias, pero nos sigue faltando el agua y alcantarillado”, dijo Armando Sandoval Chero, teniente gobernador del caserío que se ubica al costado del peaje Bayóvar.

Por su parte, Cristóbal Timaná Morales, dirigente de la familias damnificadas, indicó que debido al mal estado en que se encuentran las vías de acceso, corren el riesgo que en caso ocurra alguna emergencia, ni una ambulancia o la cisterna de los bomberos, pueda llegar hasta donde se encuentran.

“No tenemos luz. Una ONG nos proporciona agua, necesitamos vivir como cualquier ciudadano”, indicó el dirigente.

Timaná Morales dijo que, días antes, habían sostenido una reunión con algunos funcionarios del gobierno regional, donde les informaron que en unos 10 días terminará la elaboración de las fichas técnicas para habilitar las vías.

Cabe señalar que a diario, varios conductores de maquinaria pesada, se desvían por el mencionado caserío para evitar pagar el peaje, destruyendo de esta forma las pocas vías de acceso que tienen.

Algunas pobladoras también expresaron su preocupación porque en los últimos meses, han comenzado a proliferar algunos bichos, pulgas y otros elementos nocivos para la salud.

“Muchos ya tienen problemas de salud, han aparecido insectos, padecemos de la falta de limpieza, y la municipalidad no recoge la basura, nosotros tenemos que enterrarla. También hay pericotes (ratones), pulgas y mucha mosca”, señalaron las pobladoras.