Desborde del río Coata pone en alerta máxima a pueblos de Carata y Lluco

Esta labor tuvo el apoyo de los efectivos de la X Macro Región Policial Puno – Madre de Dios, así como del personal de la 4 ta Brigada de Montañas.
Desborde del río Coata pone en alerta máxima a pueblos de Carata y Lluco

Desborde del río Coata pone en alerta máxima a pueblos de Carata y Lluco

19 de Febrero del 2018 - 10:11 » Textos: Correo Puno » Fotos: Difusión

El secretario técnico de Defensa Civil de la provincia de Puno, John Nilton Ccama Lipa, informó que debido a las precipitaciones pluviales que se presentan a diario, el distrito de Coata está en alerta máxima, “hemos comunicado a los pobladores que deben prepararse para evacuar sus viviendas en cualquier momento”, dijo.

Asimismo, señaló que aún no han podido realizar la Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades (EDAN) ya que requieren que el gobierno regional haga un monitoreo con dron de todas las zonas afectadas, que cada día son más.

Por esta razón los presidentes de los poblados de Carata y Lluco, junto al frente de Defensa de Coata, organizaron ayer una jornada de trabajo para cercar los lugares por donde se desbordó el caudal.

POLICÍAS. Esta labor tuvo el apoyo de los efectivos de la X Macro Región Policial Puno – Madre de Dios, así como del personal de la 4 ta Brigada de Montañas.

El presidente del Frente de Defensa de Coata, Félix Suasaca Suasaca, informó que la labor se cumplió desde las 9 de la mañana en Carata y Lluco, con el fin de salvar las viviendas ubicadas cerca al río, “ya se perdió la agricultura, queremos evitar que se pierdan las viviendas”, dijo.

Asimismo, indicó que hasta el momento la pérdida es incalculable, ya que han habido desbordes desde la zona alta hasta la parte más baja del río Coata.

Trabajos. Mientras que en los centros poblados de Carata y Lluco la Policía y el Ejército colocan sacos terreros junto a los poblados para evitar que la situación se salga de control, el Ministerio de Vivienda Construcción y Saneamiento luce por su ausencia, según informó Defensa Civil, solicitaron maquinaria para crear barreras, sin embargo, hicieron caso omiso.

Situación similar viven en Almosanche y Llachahui, que fueron inundados por un río auxiliar, allí ya se realizaron trabajos similares antes, pero los pobladores continúan realizando labores de tapiado de la cuenca.

Producto de este evento natural se afectaron 15 viviendas de adobe que se encontraban en el perímetro, a unos 6 kilómetros.

Lo más leído