Cancelan viaje a China de congresistas en Semana de Representación

Juliaca: comisaría fue echada al olvido tras explosión y es una bomba de tiempo

Han pasado cinco años desde la tragedia y autoridades ya no recuerdan promesas de refacción.

21 de Octubre del 2016 - 16:24 » Textos: Jeffrey Vargas » Fotos: Correo Puno

Cinco años han transcurrido desde que ocurriera una de las tragedias más grandes que la ciudad de Juliaca haya vivido. Aquella noche del 20 de octubre de 2011, una explosión conmocionó pues una carga de pirotécnicos incautados había destruido la comisaría central, donde murieron cinco personas y 18 quedaron heridas.

Tras este hecho, los efectivos de la PNP tuvieron que acomodarse en las instalaciones del Terminal Terrestre, pues la infraestructura ha quedado prácticamente inservible. No obstante, ante el olvido de las autoridades locales, regionales y nacionales, la institución policial se ha visto obligada a volver a su local.

En la actualidad, dos de sus tres pisos están habilitados y sirve de base para la Unidad de Servicios Especiales, la Sección Contra Terrorismo de Juliaca, Patrulle a Pie y la Unidad de músicos de la policía.

Unos 200 policías laboran en espacios reducidos y padeciendo por el bajo fluido de agua. Hay descontento policial por esta situación, pero no pueden quejarse en los medios de comunicación, según nos dice un uniformado al ingresar al centro laboral.

En el pasado, el hoy encarcelado exalcalde juliaqueño, David Mamani Paricahua, firmó un convenio con la jefatura policial de Puno con el propósito de refaccionar el local, incluso se retiró el techo del tercer piso, pero no hay más.

Lo más leído