"Las costumbres ancestrales se están perdiendo por la migración"

El individualismo y las migraciones le han dado un giro a las costumbres ancestrales de Todos los Santos, así lo manifiesta presidenta de la Unión de Mujeres Aymaras del Abya Yala

03 de Noviembre del 2018 - 12:00 » Textos: Abigail Choque » Fotos: Abigail Choque

El individualismo y las migraciones le han dado un giro a las costumbres ancestrales de Todos los Santos, así lo manifiesta presidenta de la Unión de Mujeres Aymaras del Abya Yala (UMA), Rosa Palomino de Paucar.

La representante de UMA cuenta que a través de los años se ha estado perdiendo parte de las actividades costumbristas de estas fechas, tal es el caso del Ayni y la Apjata, los cuales en años pasados solían reunir a los vecinos y comuneros para un momento de apoyo y compartir, sin embargo de un tiempo acá las personas han empezado a individualizar sus actividades, indica que esto sería parte del efecto de la migración de los jóvenes que parten en busca de oportunidades y adoptan otras costumbres dejando de lado a sus raíces.

Entre otros cambios también mencionó los platos hechos a base de quinua y cañihua característicos de la zona aimara que de a pocos vienen siendo remplazados por productos como galletas, maná, gaseosas y otros. Exhortó a la población a reconsiderar los productos, las costumbres andinas y practicar la reciprocidad como parte de la cultura.

OTRAS COSTUMBRES. Respecto a otras costumbres propias de la región Puno cabe mencionar que en la provincia de Carabaya durante el armado de la tómbola o la ofrenda para la llegada del difunto se suele poner productos crudos como, carne de alpaca, cordero, papa, tunta, entre otros los cuales son entregados a los rezadores en su visita a los domicilios que tienen un alma por quien pedir. Para la población puneña esta es una fecha festiva de alegría y regocijo por lo cual algunos optan por contratar grupos musicales como estudiantinas, marichis, bandas, sicuris e incluso orquestas.

En cuanto a la comida cada localidad se esmera en preparar lo mejor de su gastronomía para compartir con los visitantes, desde platos a base de carnes hasta los tradicionales cocahui. De este modo ayer antes del medio día, miles de pobladores acudieron hasta los cementerios de la región Puno a fin de visitar y despedirse de sus difuntos en el día de los muertos.

Al respecto el promotor cultural, José morales Serruto comenta que las actividades por Todos los Santos son una mezcla entre lo católico y andino, explica que desde el catolicismo esta fecha es la oportunidad para pedir que las almas que están en el purgatorio puedan llegar al cielo, en tanto para los incas no existe el cielo ni el infierno sino que los muertos cambian de un estado corporal a uno espiritual y siempre están presentes.

Lo más leído