Perdemos millones en malos proyectos de construcción

gestión de riesgos en obras
Perdemos millones en malos proyectos de construcción

Perdemos millones en malos proyectos de construcción

23 de Julio del 2017 - 09:59 » Textos: J.Carlos Flores » Fotos: Difusión

Desastres financieros y materiales, como el fallido hospital Materno Infantil de la ciudad de Juliaca, podrían evitarse si el responsable del proyecto tiene plena noción de gestión de riesgos en una construcción, aspecto que también debe incluirse en el expediente técnico.De esto habla el especialista Rubén Gómez Sanchez Soto, quien brindó una exposición sobre gestión de riesgos en la ciudad de Puno. Mencionó que, por diversas causas, el 60 % de las obras cuestan mas de lo presupuestado y el 85 % de obras se tardan más del tiempo previsto. Esto indica graves falencias en los estudios en su fase de preinversión. 

Entre las múltiples fallas, una de las más comunes era la de falta de gestión de riesgo en los estudios. Según plantea, la gestión de riesgos en construcciones debe ser incluida en el currículo de las escuelas profesionales que forman proyectistas. El problema de la mala formulación de proyectos es tan grane que existen casos en que no pueden construir un hospital por que las propuestas de proyectos no superan los controles gubernamentales Además, en todo proyecto, el cuidando interesado puede pedir el contrato a las instituciones que se encargarán de construir y observar si el contrato incluye la formulación de un plan de gestión de riesgos, sostuvo el especialista. 

Agregó que, si bien estos problemas afectaron gravemente a las construcciones en el norte del país donde las lluvias y la inundaciones arruinaron decenas de construcciones, entre las cuales las más perjudicadas fueron los puentes y carreteras, en nuestra región también se tienen numerosos ejemplos de obras perjudicadas por una mala planificación. 

Finalmente, indicó que gastar en un estudio de riesgos finalmente representa un ahorro enorme pues evita gastos excesivos.

A pesar de ello, el especialista reconoce que una buena gestión de riesgos no se puede implementar si hay demasiada corrupción en la construcción de obras.