Puno despidió los carnavales al ritmo de la tradicional danza “pandilla”

Precisamente, en el año 2012, esta danza fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación.
Puno despidió los carnavales al ritmo de la tradicional danza “pandilla”

Puno despidió los carnavales al ritmo de la tradicional danza “pandilla”

06 de Marzo del 2017 - 09:54 » Textos: Correo Puno » Fotos: Difusión

“Pandilla, recuerdos del ayer y esperanza para el mañana, sonrisas de la vida trocadas en muecas sardónicas por los imperativos de la vida misma; comicidad y tragedia, sublimación y angustia del ser y no ser...beso tierno de las tardes crepusculares...”, había escrito hace algunos años, don Emilio Vásquez.

Estas letras forman parte de un texto titulado “Cuerpo y alma de la pandilla”, que buscan describir no solo la característica principal del baile, sino también la gran variedad de sensaciones, pues ella forma parte del ahora denominado carnaval y como tal la alegría y color matizan y capturan la visión.

DESPEDIDA. En la mayoría de provincias el día de ayer, se realizó la despedida del carnaval al ritmo de tarqueadas, pinquilladas, chacalladas o las denominadas pandillas. El antropólogo Oscar Bueno Ramírez, hace una precisión sobre la denominación de carnaval, que es un término de influencia europea, pues en el altiplano la Anata y Pujllay han existido desde siempre y hoy su esencia está vigente. “La esencia no se ha perdido y eso es lo más importante”, sostiene.

PANDILLAS. En la víspera, diferentes conjuntos de Pandilla Puneña, literalmente tomaron las calles de la Ciudad Lacustre. Nuevamente la música y el baile cadencioso cautivaron a la población que masivamente acudió a este espectáculo que es toda una tradición.

Precisamente, en el año 2012, esta danza fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación; en una parte de la resolución se dice: “...se considera como una danza de manifestación significativa en la tradición artística de la región Puno que nace el sector medio urbano”.

“Existen aspectos que debemos cuidar, por ejemplo en la música se debe evitar que se utilicen instrumentos electrónicos y también las señoritas no deben seguir subiendo la pollera”, reflexiona Bueno Ramírez.

Con todo el color que caracteriza el carnaval los conjuntos se despidieron, como suele pasar, con mucha nostalgia.