Puno: empresas mineras que usan agua, no fomentan proyectos de remediación

Dirigentes están contrariados por convenio binacional que bloquea intentos de remediación
Puno: empresas mineras que usan agua, no fomentan proyectos de remediación

Puno: empresas mineras que usan agua, no fomentan proyectos de remediación

20 de Agosto del 2017 - 09:36 » Textos: Javier Calderon » Fotos: Difusión

Después de la sesión descentralizada de Consejo Regional que se realizó en el distrito de San Antón, provincia de Azángaro y donde se abordó el problema de la Cuenca Ramis, varias interrogantes han surgido, por evidentes inconsistencias, que deben encontrar en el más corto plazo, una solución. 

El consejero regional por la provincia de Puno, Walter Paz Quispe Santos, ha mostrado una lista de 60 empresas mineras que utilizan el recurso hídrico, por el que pagan un canon del agua, pero que no estarían fomentando proyectos de remediación. Sobre este mismo tema, el titular de la Dirección Regional de Energía y Minas (DREM) Puno, Miguel Rodríguez Huanca, explicó que la Autoridad Nacional del Agua (ANA), es la entidad encargada de autorizar la utilización del recurso de acuerdo a un estudio de disponibilidad hídrica. 

El funcionario agrega que, las empresas deben fomentar para esto; proyectos de remediación, pues el Estado les paga a las empresas un bono. “Solo de esta manera pueden obtener la autorización”, explicó. Sin embargo, el presidente del Frente de Defensa de la Cuenca Ramis, Vladimir Mamani Cruz, ha hecho conocer una situación que, lejos de ayudar a los pobladores afectados por los daños, los perjudica aún más. El dirigente lamentó por ejemplo la caída de del proyecto de la irrigación Asillo - Progreso, a consecuencia de un convenio binacional entre Perú y Bolivia, donde se autoriza el uso de una determinada cantidad de agua, pero solo para la mineria. En cambio, como es en esta caso, para la agricultura las posibilidades son nulas. “La ANA, parece estar en contra nuestra, ese convenio nos está faltando el respeto”, sostuvo. Y el malestar radica en que si por un lado se busca propulsar proyectos de remediación, por el otro, como se ha establecido en el convenio, no se les otorga una autorización, porque el uso del recurso excede la cantidad establecida. 

En opinión de Walter Paz, urge revisar todas estas normas, porque si por un lado se beneficia a quienes contaminan y no a los pobladores, las cosas están de cabeza. Pero Vladimir Mamani, lamenta que en general el Gobierno Regional de Puno, no haya propulsado realmente soluciones en torno a la actividad minera. “Las cosas continúan como siempre, nosotros somos los más perjudicados, como habíamos advertido, si las cosas no cambian se corre el peligro de que todo desemboque en un nuevo conflicto social”, advirtió el dirigente. Mientras tanto el funcionario de la DREM, refirió que en relación al trabajo de minería ellos están cumpliendo con las tareas de fiscalización que corresponden. “Como habíamos señalado, el tema de recurso hídrico está bajo la competencia de una institución, de todas maneras nosotros estamos atentos a todo cuanto suceda a consecuencia de la actividad minera”, remarcó Rodríguez Huanca. Lo cierto es que, el tiempo ha pasado y todavía la conflictividad es latente en la zona.