La historia de Máximo Espinoza y sus 40 medallas en atletismo

El vigente campeón nacional en decatlón es un ejemplo aplicado al deporte de las personas que no se conforman con lo alcanzado sino que van más allá de lo que se proponen.

10 de Julio del 2015 - 16:50 » Textos: Eraida Ramos » Fotos: Diario Correo

Máximo Espinoza es un ejemplo aplicado al deporte de las personas que no se conforman con lo alcanzado sino que van más allá de lo que se proponen. Él no es un simple atleta, practica atletismo con esmero y dedicación. Y gracias a esa entrega se consagró como Campeón Nacional de Decatlón Categoría Menores al acumular 4.998 puntos. En los últimos Juegos de la Juventud Trasandina se impuso al anterior campeón boliviano en Salto con garrocha. 

¿Cómo fue tu ingreso al atletismo?

Hasta el primer año de secundaria no hacía deporte, así que un día fui a casa y le dije a mi mamá que quería hacer algo porque un año antes vi los Juegos Olímpicos de Beijing y decidí entrar al atletismo, fue en ese entonces me llevó al estadio y conocí al profesor Teófilo Rubira.

¿Cómo fue el proceso?

Me inicié con el lanzamiento de disco, luego vallas, salto alto, jabalina, bala, velocidad y garrocha y así hice varias pruebas hasta que llegué hacer decatlón, gracias a un amigo que antes entrenaba conmigo, Romario Valle. Recuerdo que cuando lo veía haciendo distintas pruebas le dije al profesor Rubira que yo quería ser como él y ahora veo que lo igualé en nivel.

¿Cuándo fue tu primera competencia?

Cuando tenía 13 años, a los dos meses de empezar en el atletismo el profesor nos llevó a una competencia en Moquegua donde gané mis primeras cuatro medallas de plata en 800 m, postas 60 m y lanzamiento de pelota.

¿Tuviste participación en los Juegos Deportivos Escolares Nacionales?

Sí, cuando estaba en tercer año inicié en los juegos escolares, hice hexatlón y pruebas combinadas donde quedé cuarto en la etapa macrorregional. Después en cuarto año hice de nuevo hexatlón, quedé primero en la etapa Ugel y regional. Y en quinto año quedé primero en salto alto, salto con garrocha y primero en disco llegando hasta la macrorregional.

Si te pongo a elegir, ¿con cuál de todos tus torneos te quedarías?

Rescato todos porque yo hago varias pruebas, no me enfoco en solo uno, en si me gusta hacer todo porque no me siento tranquilo.

En tu primer Trasandino lograste ser campeón.

El año pasado fui a La Serena - Chile donde participé en decatlón y quede en quinto puesto, fue mi primera vez en esa prueba en categoría juvenil, además también fue mi primera competencia en salto con garrocha donde registré 3 m de altura superando a un boliviano que ganó el Trasandino un año anterior y me sentí feliz.

¿Y en cuanto a competencias de la Federación?

Participé en cuatro competencias nacionales desde el 2012 hasta la actualidad, pero este año participé pensando en romper marcas para acceder a un mundial, en mi caso romper la marca del decatlón que son 5300 puntos a nivel nacional y no lo pude hacer porque solo alcancé a 4998 puntos, aún así logre campeonar.

A lo largo de tu carrera como atleta ¿fuiste mejorando tus marcas?

Claro, por ejemplo en el Nacional de Cadetes donde competí y quedé tercero en octatlón por debajo del campeón Sudamericano Franco Cabrera, me exigió bastante, aunque no me fue bien mejoré mis marcas personales porque en salto largo tenía 4.80 m y cuando fui al Nacional hice 5.20 m, en carrera de 100 m registraba 13.2 segundos y en el Nacional hice 12.5 segundos, eso era señal de que estaba superándome a mí mismo.

¿Consideras que tu trabajo es reconocido por el resto?

No porque las autoridades regionales y el IPD nunca nos hicieron algún reconocimiento. Al parecer creen que solo el fútbol, vóley y básquet lo es todo, pero no se dan cuenta que somos los atletas los que más medallas traemos para Tacna, pese a las condiciones en las que entrenamos.

¿Qué te ha enseñado el atletismo?

El atletismo me ha enseñado a no quedarme atrás y si es que veo que alguien me gana en una competencia no es motivo para ponerme a llorar o tirarme al suelo. La idea es mejorar.

Tu objetivo es un Mundial ¿Consideras que lo vas hacer realidad?

Sí, soy consciente de que es un proceso largo pero si lo lograré, todo es constancia y con el apoyo de mis padres, de mis entrenadores Teófilo Rubira y Rodrigo Portales y mi enamorada, sé que haré realidad este sueño.

Lo más leído