Maleantes asesinan a soldador de ocho balazos

Los victimarios llegan en dos motocicletas y disparan a matar. Se presume un ajuste de cuentas
Maleantes asesinan a soldador de ocho balazos

Los victimarios llegan en dos motocicletas y disparan a matar. Se presume un ajuste de cuentas

17 de Enero del 2015 - 13:56 » Textos: Marisol Bobadilla » Fotos: Marisol Bobadilla

Un soldador fue asesinado de ocho balazos por cuatro delincuentes en una cochera ubicada en el barrio Pampa Grande. La Policía no descarta que se trate de un ajuste de cuentas.

QUEMARROPA. El ataque ocurrió cuando Carlos Alberto León Rujel (24) se encontraba libando licor junto a su hermano Edilberto y otras personas en una cochera, ubicada al costado de su domicilio en la venida Universitaria N° 685, del barrio Pampa Grande.

Cerca de la media noche del jueves, según los testigos, llegaron cuatro desconocidos en dos motocicletas. 

Uno de los extraños descendió de una de las motos sacando su arma y, aprovechando que el portón del garaje estaba abierto, disparó a quemarropa contra Carlos León a la altura del pecho y abdomen. 

Los criminales huyeron dejando a su víctima ensangrentada y tendida en el pavimento.

Los familiares y los vecinos lo auxiliaron llevándolo a la posta de Pampa Grande. Sin embrago, dada la gravedad de las heridas, la víctima fue trasladada por un patrullero hasta el hospital regional .

El médico de turno Víctor Holguín Aldaba diagnosticó perforación por arma de fuego en tórax, abdomen y antebrazo. Luego de algunos minutos falleció Carlos León. 

INVESTIGACIÓN. Hasta el nosocomio acudió el personal del Departamento de Investigación Criminal.

El fiscal de turno Adam Arellano ordenó el levantamiento del cadáver para la necropsia de ley en la morgue de Tumbes.

Los efectivos encontraron en la cochera manchas de sangre, así como un casquillo de bala y cuatro proyectiles que son analizados.

MÓVIL. Carlos León trabajaba como soldador en el taller de su padre Edilberto León Dioses, quien se mostró muy conmovido por la muerte.

Indicó que su vástago venía siendo extorsionado por delincuentes.

Según sus allegados, al fallecido le robaron su moto hace varias semanas . 

Al parecer, él había negociado directamente con los ladrones para que se la devuelvan a cambio de un pago. Sin embargo, León Rujel no habría cumplido con el dinero que le pedían por lo que lo estaban amenazando.

La Policía no descarta un ajuste de cuentas.