Más de 800 denuncias de violencia en Tumbes

A pesar de la disposición de normas e implementación de los Centro de Emergencia Mujer (CEM), las cifras de agresiones no han cesado. Es por ello que sugieren inversión en planes de trabajo para enfrentar el fenómeno sociocultural
Más de 800 denuncias de violencia en Tumbes

Más de 800 denuncias de violencia en Tumbes

14 de Junio del 2019 - 08:00 » Textos: Berioska Guerra » Fotos: Correo

Pese a los esfuerzos, las denuncias de maltrato no han cesado. Más de 808 casos de violencia se han reportado hasta la fecha, en el departamento de Tumbes, esto según las estadísticas del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp).

ESCENARIO

Unas 429 denuncias por violencia psicológica, 360 por física, 18 por agresión sexual y una por violencia económica. Además, de todas las agresiones cometidas 710 fueron en contra de mujeres; mientras que 98 hacia hombres.

Dichas cifras no colocan a la región en una posición alarmante a nivel nacional; sin embargo, el trabajo de las instituciones comprometidas en la erradicación de la violencia en contra de la mujer y grupos familiar debería ser constante.

Para el coordinador regional de los Centro Emergencia Mujer (CEM), Roland Alexander Flores Veintimilla, la labor de las entidades no debe acabar con la preocupación por las cifras que se muestren; sino con las acciones que estas tomen.

“Respecto a la violencia física y psicológica hemos visto que las mujeres se han empoderado para denunciar; no obstante, si se trata de violencia sexual el tema se torna delicado y parece aún ser un delito tabú porque muy poco se habla de ello. Las entidades que intervienen en esos casos, deberíamos darles la seguridad a las víctimas”, manifestó.

Al respecto; el último lunes, el Mimp, mediante un comunicado, instó a la articulación entre los sectores de Justicia, Educación, Cultura, gobiernos locales y regionales, para contribuir activamente con la problemática desde sus competencias.

Mediante la ley número 30364, se estableció que la erradicación de la violencia se dé integral y multisectorialmente, en base a ello, el Estado peruano incrementó el presupuesto con el único fin de atender dicha problemática.

Sin embargo, según el promotor de los Centros Emergencia Mujer, Miguel Ángel Peña Rivera, a pesar de ser un problema latente, los gobiernos locales y regionales tienen poca iniciativa cuando se trata de sumarse a la lucha en contra de la violencia.

“En Tumbes no existe ningún proyecto en ejecución que promueva la iniciativa de lucha y prevención respecto a temas de violencia, si tan solo los gobiernos invirtieran un poco en ello se podrían hacer muchas más cosas de lo que hacemos”, manifestó.

TRABAJO

Es decir, que si bien es cierto el trabajo que se viene realizando se lleva a acabo con los recursos asignados por el Mimp, también se necesita de la articulación interinstitucional para reforzar dichas labores y conseguir mejores resultados

Según Peña Rivera, el CEM realiza diversos trabajos de prevención como charlas y talleres dirigidas tanto a la sociedad civil e instituciones educativas de la región con el único fin de empoderarlos para que no teman denunciar un caso de violencia.

“Si ves una agresión y no haces nada, no eres un testigo; sino en un cómplice. Eso deben tener en cuenta las personas”, precisó.

Por otro lado, el especialista del CEM indicó que otro factor que afecta directamente a la labor, es el constante cambio de autoridades ya que no se pueden llevar a cabo proyectos ni planes de trabajo.

“Recién esta semana vamos a conversar con el encargado de la subgerencia de Inclusión Social para implementar el plan de trabajo 2019”, comentó.

Además, el Mimp, resaltó que el no cese de la violencia a pesar de haberse dispuesto normas y mejoras de los servicios, se debería a que es un fenómeno sociocultural.

Y frente a ese fenómeno parte la necesidad de fomentar un cambio sustancial en la forma que conviven los hombres y las mujeres, de manera que se promueva la igualdad de derechos y oportunidades para todos y todas.

En base a ello, las instituciones que están dentro de la ley para prevenir y sancionar la violencia en contra de mujeres y el grupo familiar vienen trabajando articuladamente para asistir a las víctimas que se presenten.

El representante del CEM precisó que se ha priorizado el trabajo de promoción de los servicios para que las personas desarrollen su confianza en las instituciones y sientan que la atención es efectiva ante su problema.

“Las coordinaciones las hacemos con la Fiscalía para lograr algo íntegro y el Poder Judicial pueda emitir la sentencia que le corresponda a los asesores”, dijo.

También comentó sobre algunas de las estrategias que se vienen implementando a fin de generar conciencia en ambos géneros sobre el problema social que muchas veces es visto como algo de poca importancia.

“Nosotros no solo estamos trabajando con las personas víctimas de agresiones, sino también con los agresores y las personas que los rodean, de eso se trata el trabajo íntegro del CEM”, aseguró.

NECESIDADES

Asimismo manifestó algunas de las necesidades y obstáculos que se presentan para implementar adecuadamente ley que lucha contra la violencia en la región de Tumbes.

Por un lado está la carencia de personal disponible para la atención de las personas víctimas, sobre todo trabajadores sociales que puedan realizar el acercamiento de la población hacia las instituciones.

También indicó que por la parte legal existen algunas deficiencias para tratar los casos, como una entidad especializada o la ampliación del horario para atenderlos inmediatamente.

“Por ejemplo, en Tumbes a pesar que existe una Fiscalía que trata temas de violencia, no hay un Juzgado Especializado que emita las sentencias”, expresó.

Finalmente, Flores Veintimilla expresó que para erradicar la violencia existe voluntad por parte del Mimp y espera que los gobiernos se animen a sumarse a la lucha contra este fenómeno sociocultural.

Lo más leído