Tumbes: “Las Hienas de San Jacinto” tras el crimen de un taxista en la quebrada de Pechichal

Los criminales identificados responden a los alias de “Paylin”, “Jaiba”, “Tito”, “Seco” y “Viejo o Valker”
Tumbes: “Las Hienas de San Jacinto” tras el crimen de un taxista en la quebrada de Pechichal

Tumbes: “Las Hienas de San Jacinto” tras el crimen de un taxista en la quebrada de Pechichal

15 de Marzo del 2017 - 09:21 » Textos: Jhoanna Elera » Fotos: Correo

La Policía ya tiene identificados a los cinco asesinos que acabaron con la vida de un taxista en el caserío de Pechichal, distrito de San Jacinto, el pasado 6 de julio de 2016, en Tumbes

La investigación hecha por los uniformados determina que los delincuentes pertenecen a la agrupación criminal autodenominada “Las Hienas de San Jacinto”.

Como se recuerda, el móvil que conllevó al crimen de Nicolás Clavijo López (55) conocido como ”Buzo”, fue el robo de un moderno automóvil.

ASESINOS. Según la Policía se trata de Edison David Zárate Seminario (30) alias “Paylin”, Marlynton Javiari Calderón Torres (26) apodado “Jaiba”, Darwin Joebenner Infante Távara (36) conocido como “Tito”, Kevin Ángelo Chorre Sandoval (24) alias “Seco” y Luis Walker Valladolid Zevallos (52) apodado “Viejo” o “Valker”.

En este sentido, los agentes del orden han culminado las investigaciones preliminares del caso, por lo que el Ministerio Público ha solicitado la detención preliminar de los presuntos criminales ante el juzgado competente.

HECHOS. Como se recuerda, el cadáver del taxista Nicolás Clavijo López fue encontrado por un grupo de moradores, al lado de la quebrada de Pechichal al promediar las 6:00 de la mañana del pasado 6 de julio.

La información que manejaba la Policía fue que un grupo de delincuentes, fungiendo de pasajeros, lo paró en la carretera principal que conduce al distrito de Corrales y luego lo obligó a desviarse de la ruta.

El taxista, tras intentar poner resistencia recibió un certero golpe en la cabeza que le originó la muerte.

Según la médico legista, el occiso falleció por lesiones traumáticas en diferentes partes del cuerpo, lo cual le habría provocado un edema cerebral.

El móvil del asesinato fue el robo de su automóvil marca Toyota de placa de rodaje N° C5H655, con la cual fugaron con rumbo desconocido.