Arrestan a rapero colombiano que confiesa asesinato en una canción

El cantante fue al lugar donde trabajaba la pareja de la madre de sus hijos y le disparó a quemarropa
Arrestan a rapero colombiano que confiesa asesinato en una canción

Arrestan a rapero colombiano que confiesa asesinato en una canción

11 de Junio del 2019 - 18:25 » Textos: Redacción multimedia » Fotos: Multimedia

La Policía de Bucaramanga, Colombia, capturó a Yersey Fernando Tami, un rapero que iba a entregarse a las autoridades por un crimen que cometió.

El cantante confesó que asesinó a Iván Camilo Castellanos Rangel (22), un vendedor de zapatos y pareja sentimental de su exnovia,  el pasado 4 de junio. Yersey llegó al centro comercial donde atendía Iván, y le disparó varias veces a quemarropa.

Un día después del asesinato, el rapero narró el crimen por medio de una canción que publicó en su cuenta de YouTube: “Cosas del Corazón”.

“Quiero que sepan que asesiné por amor, por recuperar lo que es mío, mi familia, que todos los que vean este video se enteren de la verdad que mi niño y mi niña son míos y no de ningún otro becerro”, dice la letra.

Yersey Fernando Tami aseguró a través de la misma canción que cometió el crimen porque "estaba sediento, quería adrenalina, a mí cualquiera no viene, mi familia me conspira, llegué y lo busqué, lo tomé sentado, no recuerdo exactamente y por rabia estaba cegado, otro tipo intentó arrebatarme, no tuve otra opción, tuve que dispararle, entonces yo huí quería salir de ahí, que me juzgue mi Diosito, pero tenía que ser así”.

El cantante publicó un mensaje en su cuenta de Facebook: “Mis hijos, mi trabajo, mi familia, mi carrera artística musical, mis sueños, mis metas, mis logros, todo lo que luche en mi vida, para hoy perderlo, tal vez fue una mala decisión, pero ya nada puedo hacer, los quiero mucho a todos”.

“Quiero pedir perdón a la familia de Camilo, mi intención con la canción no era ofenderlos. Respeto mucho su dolor, están en todo el derecho de odiarme, y pedirle perdón a todos lo que de una u otra forma ofendí o se sintieron insultados con mi tema”, así pidió perdón a los familiares de su víctima.

A pesar de que el contenido infringe las normas de YouTube, pues en su discurso además de confesar el asesinato profiere un contenido de odio y justifica su crimen, sigue disponible en la plataforma. Lo único que hizo la empresa fue ocultar la cara de los menores de edad. 

Lo más leído