Cabeza de serpiente decapitada muerde a hombre y casi lo mata (FOTO)

El hombre recibió 26 dosis de antídoto para veneno de serpientes. Camino al hopistal, de la ciudad de Texas, perdió la visión, sufrió hemorragias internas y convulsiones
Cabeza de serpiente decapitada muerde a hombre y casi lo mata (FOTO)

Cabeza de serpiente decapitada muerde a hombre y casi lo mata (FOTO)

07 de Junio del 2018 - 15:07 » Textos: Redacción Correo

Milo Sutcliffe hacía jardinería junto a su esposa, Jennifer Sutcliffe, el 27 de mayo pasado, cuando encontraron una serpiente de cascabel de 1.20 metros de largo.

El hombre decidió decapitar a la serpiente con una pala, pero cuando quiso recoger los restos, la cabeza cortada de la cascabel lo mordió; estuvo a punto de perder la vida. El hecho ocurrió en la ciudad de Corpus Christi, en Texas, Estados Unidos.

Según contó la mujer a una estación local de televisión, en el momento que la serpiente mordió a su esposo “liberó todo el veneno que tenía, y había mucho”.

Llamaron a emergencias pero no pudo esperar y decidió llevar Milo en auto hasta un hospital, donde le administraron 26 dosis de un antídoto llamado CroFab, siendo lo normal tres o cuatro como máximo de este, pero la cantidad de veneno lo puso en un estado crítico.

Sutcliffe pasó por los síntomas: perdió la visión, sufrió hemorragias internas y convulsiones. A más de una semana de incidente, el hombre se recupera en el hospital, está estable aunque todavía sufre de insuficiencia renal.

Advertencia. Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad.

Se muerden a sí mismas

Expertos han señalado que las serpientes pueden atacar incluso una hora después de haber sido decapitadas. Al tener metabolismo mucho más lento que el de los humanos, sus órganos internos permanecen en actividad por mucho más tiempo incluso después de una mutilación.

Así, Leslie Boye, doctora especializada en antídotos contra venenos de serpientes del Instituto VIPER de la Universidad de Arizona, advirtió contra los intentos de matar serpientes, especialmente de cortarlas. "Es cruel con el animal y deja a la persona con un pedazo para recoger que es venenoso", indicó según el sitio web Gizmodo.

En esa misma línea, en el blog de 2013 de National Geographic: How Did a Decapitated Snake Bite Itself? ("¿Cómo una serpiente decapitada se muerde a sí misma?"), Jaclyn Skurie investigó "cómo estos reptiles flexibles y sin extremidades pueden moverse hasta una hora después de su muerte" y contactó a James Murphy, Jefe del Centro de reptiles del Parque zoológico nacional Smithsoniano en Washington.

"Las serpientes tienen la capacidad de morder e inyectar veneno incluso después de que la cabeza ha sido cortada y aunque esté muerta", señaló el experto. Incluso estos reptiles pueden llegar a morderse a sí mismos cuando los cortan para matarlos.

Lo recomendable, entonces es alejarse y no intentar matarla; de esta forma es como ocurre la mayoría de las picaduras. Se estima que cada año mueren unas 100 mil personas en el mundo por picaduras de serpientes de diferentes tipos. La mayoría de las víctimas, muchas de ellas niños, viven en zonas rurales del África subsahariana.

En Texas existen por lo menos seis especies de serpientes de cascabel; en sus hospitales se cuenta con antídotos para mordeduras de serpientes cabeza de cobre, cascabel, y otras especies nativas.

Lo más leído