FOTOS: El rostro feliz y último deseo de la hermana Cecilia María antes de morir conmueve

La agonía no desapareció la sonrisa de esta joven carmelita. Su último deseo conmueve en las redes sociales. Cecilia María falleció tras luchar contra el cáncer.

24 de Junio del 2016 - 21:52 » Textos: Redacción Multimedia

El rostro feliz y último deseo de la hermana Cecilia María antes de morir conmueve a los cibernautas a través de las redes sociales. La joven carmelita falleció el último miércoles tras luchar contra el cáncer.

La monja Cecilia María murió con una sonrisa y agradeciendo a Dios. Antes de morir escribió un mensaje pidiendo un último deseo para su funeral. 

“Estaba pensando cómo quería que fuera mi funeral. Primero poco de fuerte oración, y después una gran fiesta para todos. ¡No se olviden de rezar pero tampoco de celebrar!”, les encargó.

Sus últimas fotos fueron compartidas por la Curia Generalizia Carmelitani en Facebook.

La dulce carmelita vivía en el Monasterio de Santa Teresa y San José de Santa Fe (Argentina); estaba dedicada a la oración y a la vida contemplativa, tocaba violín y era conocida por su dulzura y permanente sonrisa.

"Tuve el privilegio de visitar a Juan Pablo II con Ceci cuando teníamos 17 años y ella le contó que tenía vocación, no me olvidó más la cara de ternura del Papa hacia Ceci. Quedan en mi recuerdo para siempre", comentó Sofia Inchauspe en una foto en Facebook.

"No se puede creer la cara de felicidad. Uno la imagina entrando al cielo", escribió otro cibernauta.

"Se durmió suavemente en el Señor, después de una enfermedad tan dolorosa llevada siempre con alegría y entrega a su Divino Esposo", escribió Curia Generalizia Carmelitani Scalz en Facebook. 

Miles de feligreses han compartido en las redes sociales las imágenes de la hermana que se graduó de enfermera y a los 26 años de edad hizo sus primeros votos como carmelita descalza, en el año 2003 hizo su profesión perpetua. 

Hace seis meses le diagnosticaron cáncer de lengua y la enfermedad hizo metástasis pulmonar. Tenía 43 años, tocaba violín y era conocida por su dulzura y permanente sonrisa.

"Quede conmovida, y al mismo tiempo agradecida por demostrar como en medio del dolor se puede transmitir alegría y paz basada en una profunda fe...", escribe un usuario de Facebook.

Lo más leído