Juan Manuel Iglesias, biólogo peruano: “La conciencia científica no está del todo concebida”

Experto sostiene que en el país aún existe una carencia en el estudio de los recursos nacionales con fines medicinales.
Juan Manuel Iglesias, biólogo peruano: “La conciencia científica no está del todo concebida”

Juan Manuel Iglesias, biólogo peruano: “La conciencia científica no está del todo concebida”

03 de Agosto del 2016 - 07:24 » Textos: Karina Valencia » Fotos: Miguel Yovera

La investigación en Perú es un campo que ha recibido mayor inversión en los últimos años. Entidades como el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Concytec) o el Programa Nacional de Innovación para la Competitividad y Productividad (Innóvate Perú) vienen apostando por modalidades de becas de investigación, desarrollo e innovación, a través de distintos fondos dirigidos a profesionales en ciencias. Ante este escenario, el biólogo Juan Manuel Iglesias regresó al país luego de 15 años, tras ganar una beca de repatriación para continuar una investigación sobre la nueva ruta metabólica cuya alteración es capaz de inducir el envejecimiento de las células de cáncer.

¿Por qué decidió estudiar biología?

Siempre he estado relacionado con la ciencia. Cuando era joven quería estudiar astrofísica, porque mi padre me inculcó saberes sobre las estrellas y los fenómenos atmosféricos. Al ver que no había esta carrera, y como he estado frente al mar toda mi vida, decidí escoger biología. Cuando empecé mis estudios en la universidad me interesó el cáncer, pero tuve que dar toda una vuelta de nuevo por plantas e inmunologías, antes de regresar al tema.

¿Qué lo motivó a apostar por los estudios de las células cancerígenas?

Pensé en buscar algo que beneficie aún más a la humanidad. La vía metabólica que hemos descubierto nos hace pensar que estamos por buen camino. Es una situación bastante complicada porque las grandes mentes pensantes de esta proteína no la relacionan para nada con lo que estoy haciendo. Considero que publicar esto me hará chocar contra una gran pared, pero es lo que quiero demostrar. Ya empecé y hasta que no salgan los resultados, no me voy a detener.

¿Cómo hallaron esta nueva vía metabólica?

Estuve en un postdoctorado en la Universidad de Southern, California, en un laboratorio que trabajaba en envejecimiento, pero orientado al cáncer. Descubrimos que, de alguna manera, las mutaciones ocurridas en el gen que estudiamos inducían la inhibición de la proliferación de las células de cáncer. Fue que, tras una serie de experimentos, tuvimos pistas de las posibles funciones de esta proteína.

Cuando regresé de vacaciones, supe de la beca de repatriación y postulé. Presenté el tema a distintas universidades y empresas que se interesaron por mi investigación.

¿Tuvo dificultad en el desarrollo de su proyecto en el país?

Estamos saliendo poco a poco adelante. En el Perú, todavía la conciencia científica no está del todo concebida, arraigada; esto nos ha llevado a tener muchos problemas en traer equipos o comprar reactivos. Por ello, los proyectos que deberían salir en un año se demoran mucho más tiempo o no terminan. Es un tema tanto logístico como administrativo, detalles que pueden ir frenando cualquier investigación. Mientras nosotros dependamos de tecnología extranjera, no podemos hablar de un desarrollo. Hay que cambiar esa idea de que lo extranjero es mejor, pues existen muy buenos profesionales en el país.

Comentaba en otra entrevista que organismos marinos y tropicales cuentan con moléculas capaces de interferir con la proliferación de las células de cáncer... Estoy más que convencido de que las hay. Entre el 80% y 90% de los medicamentos vienen originalmente de plantas naturales, que han sido sintetizadas en laboratorios. El Perú debe comenzar a pensar como una empresa y usar sus propios recursos. Considero, junto a otros médicos, que los fármacos del extranjero no son 100% funcionales, porque los peruanos tenemos otra genética.

¿Qué expectativas tiene para las futuras políticas de salud e investigación?

Muchas. El Perú está apostando bastante. Los fondos del Banco Internacional de Desarrollo (BID) se están destinando para que el país pueda surgir.

Nosotros estamos tratando de entender esta vía metabólica para lograr terapias. Por ello, surgió un importante viaje a Inglaterra para mostrar a otros científicos qué deseo bloquear en esa vía para inhibir la proliferación del cáncer, y las estrategias a seguir con las plantas medicinales que tenemos en el Perú.

¿Qué le aconsejaría a los estudiantes que desean dedicarse a esta rama?

La biología es más amplia que la que te enseñan en la universidad. Hay muchas áreas donde pueden desarrollarse, como la biología molecular, agronomía, etc. Ahora con estas becas sí existe la posibilidad de salir al extranjero e investigar. Estudien y abran sus mentes. No podemos parar.

Lo más leído