Las mujeres con esposos 'feos' son más felices, revela un estudio

Todo esto tendría que ver con la tranquilidad de saber que 'nadie' más se fijará en ellos
Las mujeres con esposos 'feos' son más felices, revela un estudio

Las mujeres con esposos 'feos' son más felices, revela un estudio

16 de Diciembre del 2017 - 19:23 » Fotos: Difusión

El equipo de investigación de la Universidad Estatal de Florida, liderado por Tania Reynolds, y la profesora asistente de sicología Andrea Meltzer se dieron a la tarea de estudiar a 113 parejas recién casadas para entender sí el atractivo físico representa un papel importante en la felicidad. 

EL FÍSICO NO ASEGURA LA FELICIDAD

Las parejas estudiadas eran jóvenes; la edad promedio era de 20 años y primero calificaron a los participantes en función de su atractivo, les pidieron responder un cuestionario sobre sus deseos personales sin distinciones del sexo. Después cada participante se clasificó de acuerdo que tan "deseables" eran según el atractivo de su cara y cuerpo.

Los resultados revelaron que las mujeres con esposos guapos vivían mortificadas por su apariencia, preocupadas por su peso y hasta sintiéndose culpables después de comer. Tal vez por estar a la alturas de las circunstancias, por cuestión de igualdad o en el peor de los casos por inseguridad las mujeres casadas con hombres guapos se esforzaban por mantenerse atractivas, seguían una dieta saludable y hacían ejercicio de manera regular.

En el caso donde las mujeres se consideraban más atractivas que sus maridos tampoco existía la preocupación por tener que estar en forma. Aunque desafortunadamente, ante la situación de un marido guapo y que la esposa no se sienta tan atractiva como él pueden desencadenar problemas de salud en ella.

"Si entendemos cómo las relaciones de las mujeres afectan su decisión de alimentarse y los predictores sociales para desarrollar comportamientos de alimentación poco saludables", dijo Reynolds, "entonces podremos ayudarles mejor". Aseguró la especialista.

Con la información de Debate.