Monja fingió su muerte para escapar de convento y tener una vida de "lujuria carnal"

Religiosa, con ayuda de algunos cómplices, creó un maniquí con su figura para concretar su plan de evasión del convento de St. Clement, en Inglaterra
Monja fingió su muerte para escapar de convento y tener una vida de "lujuria carnal"

Monja fingió su muerte para escapar de convento y tener una vida de "lujuria carnal"

13 de Febrero del 2019 - 10:57 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Foto referencial

York, Reino Unido. Un equipo de historiadores medievales descubrió, casi por casualidad, parte de la historia de una monja llamada Juana de Leeds, quien, de acuerdo a la evidencia histórica encontrada entre los archivos de la Universidad de York, fingió en el siglo XIV su muerte para escapar del convento de San Clemente (St. Clement), en donde vivía bajo los hábitos. 

Una nota en latín 

La historia de la fuga Joan de Leeds, como se pronuncia su nombre en inglés, comenzó con el hallazgo de una nota —escrita en latín— entre las páginas de uno de los 16 pesados tomos en los que se registraban los negocios del Arzobispado de York entre los años 1304 y 1405

La nota, de acuerdo al medio británico The Guardian, fue escrita por el arzobispo de York en dicho siglo, el clérigo William Melton, en 1318. Esta dice: "Adviertan a Juana de Leeds, monja del convento de San Clemente de York, que debe regresar a su casa". 

Muerte de mentira 

El elemento interesante en el caso de Juana de Leeds es que esta fingió su muerte para huir del convento y, según el arzobispo Melton, llevar una vida lasciva "en el camino de la lujuria carnal". 

En una transcripción, The Guardian señala que el arzobispo Melton escribió, en una misiva al Deán de Beverly, localidad adonde la monja fugitiva fue tras escapar del convento de St. Clement, que esta "fingió estar muerta con la ayuda de numerosos cómplices, hacedores del mal, hizo un maniquí con la forma de su cuerpo para engañar a los devotos"

El arzobispo, aun más, incrimina que la monja no tuvo ningún reparo en "ni vergüenza" al procurar su supuesto entierro "en un espacio sagrado entre los religiosos de ese lugar". 

La misiva del religioso añade que Juana de Leeds "pervirtió su camino" por la arrogancia hacia "la lujuria carnal, lejos de la pobreza y obediencia". 

"Después de haber roto sus votos y descartado el hábito religioso, ahora deambula ampliamente por un peligro notorio para su alma y el escándalo de toda su orden", señala la nota del arzobispo Melton.

La principal investigadora del proyecto de revisión de los archivos de la Universidad de York, Sarah Rees Jones, opinó que el episodio del escape de Juana es "extraordinario" y, es más, sugirió que la trama bien podría haber sido un sketch de la serie inglesa Monty Python, muy popular en el Reino Unido por sus argumentos irreverentes vinculados a temas religiosos en muchos casos. 

Sin embargo, los historiadores no pueden determinar cuál fue el fin de la historia de Juana de Leeds. "Desafortunadamente, y esto es en verdad frustrante, no sabemos el final de la historia", dijo Rees Jones. 

"Hay no pocos casos de monjes y monjas que abandonaron sus conventos. Pero no siempre tenemos todos los detalles ni sabemos el final que tuvieron sus historias", refirió la investigadora. 

Lo más leído