Subastas online permiten comprar autos usados desde 2000 dólares

Experto destaca la confianza de este sistema a través de internet
Subastas online permiten comprar autos usados desde 2000 dólares

(Difusión)

29 de Octubre del 2017 - 16:55

De segunda, panderos, créditos vehiculares, hay muchas formas de comprar un auto a precios accesibles. Pero una de las maneras que quizás pocos han considerado aún son las subastas online. Rafael Álvarez del Villar, gerente general de Superbid Perú, plataforma especializada en gestión y ventas de activos a través de subastas online, presente en Perú, Brasil, Colombia, Chile y Argentina, nos explica que a través de este sistema es posible acceder a un auto, incluso, desde dos mil dólares.

“El precio al que se venden los vehículos, como en cualquier subasta, dependerá mucho de las características propias del auto (marca, modelo, año, transmisión, kilómetros recorridos y estado del vehículo)”, explicó Álvarez del VIllar. En ese sentido, “los participantes de la subasta determinarán el valor final. Sin embargo, los precios son bastante competitivos en relación al mercado. En Superbid hemos llegado a subastar autos desde US$2000 dólares”, señaló el especialista.

Así mismo, explicó que entre los beneficios de acceder a un auto a través de subastas online se encuentran la transparencia, pues toda la información del vehículo, descripción, fotos o videos están publicados en la web; además, Superbid brinda la posibilidad de hacer una visita al almacén para reconocer el activo en persona. Otro beneficio es la accesibilidad, pues al ser online facilita la participación en la subasta desde cualquier lugar del mundo. Finalmente, la variedad, pues el cliente puede encontrar en la misma plataforma diversos modelos de autos, así como también motos, camiones, autobuses, y muchos otros tipos de activos.

Los interesados pueden verificar a detalle el vehículo de su interés en www.superbid.com.pe, asimismo, una vez registrados, pueden comunicarse con el equipo de la plataforma online a fin de programar visitas físicas a los almacenes y conocer los vehículos en cuestión, si así lo requieren.