¡Alerta! Vaquita marina está al borde de la extinción

Las alertas de los expertos se dispararon al anunciar que la población de esa marsopa es de tan sólo 60 ejemplares
¡Alerta! Vaquita marina está al borde de la extinción

¡Alerta! Vaquita marina está al borde de la extinción

17 de Mayo del 2016 - 02:53 » Textos: AFP

Ante el riesgo "eminente de extinción" de la vaquita marina mexicana por pesca incidental, algunos científicos piden la prohibición de todo tipo de pesca en su hábitat y otros la eliminación de redes agalleras usadas para pescar totoaba, otro pez en peligro por su codiciada vejiga en China.

Las alertas de los expertos se dispararon el viernes pasado después de que el gobierno de México reportó que la población de esa marsopa es de tan sólo 60 ejemplares, de acuerdo con un estudio hecho de octubre a diciembre por el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIVRA).

El Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) propuso cerrar "inmediata y definitivamente todas las pesquerías en el hábitat de la vaquita marina", que se limita a una reducida extensión del norte del Golfo de California (Mar de Cortéz), situado en el noroeste de México.

"Es una medida drástica, pero tal vez la manera más eficiente (para evitar su desaparición) es que no se deje pescar y obviamente se compense a los pescadores", expuso en conferencia el lunes Omar Vidal, director del WWF en México.

En 2014 sobrevivían 97 vaquitas lo que quiere decir que en un año se perdió casi 40% de su población que en 1997 era de más de medio millar de individuos, expuso Vidal.

Pero podría ser peor aún el panorama de la vaquita marina, conocida también como el 'panda mexicano' por el anillo obscuro que tiene alrededor de los ojos y una boca que pareciera sonreír. El WWF estima que 20% de los 60 individuos podrían haber muerto en los primeros cuatro meses de este año.

Los pescadores de la zona rechazaron tajantemente la propuesta del WWF. Es una medida "inviable", dijo a la AFP Sunshine Antonio Rodríguez, presidente de la Cooperativa de Pescadores de San Felipe, Baja California, tras señalar la "crisis" que sufren los pescadores por las medidas del gobierno.

SIMILITUD FÍSICA MORTAL. Los científicos coinciden en que el principal factor que amenaza la existencia de la marsopa es el uso de redes agalleras para pescar totoaba, otro pez también en peligro de extinción, cuya vejiga natatoria seca tiene gran demanda en el mercado negro de China y es contrabandeada a través de Estados Unidos, y mide casi lo mismo de largo que la vaquita, 1,5 metros.

El riesgo "inminente de extinción", es "una responsabilidad compartida", remató Vidal. Es de "México que debe detener la pesca ilegal, Estados Unidos que deben detener el contrabando de estos productos de totoaba por su frontera y el gobierno chino donde debe detenerse la demanda del consumidor que la está pidiendo", señaló.

El gobierno mexicano puso en marcha el año pasado una "ambiciosa y realista" estrategia para proteger al animal, consideró Vidal. Se amplió el polígono marítimo para garantizar la cobertura del área de distribución de la especie de 126.000 a 1,3 millones de hectáreas, y se prohibió el uso de todas las redes agalleras por dos años.

También acordó otorgar a los pescadores en dos años 70 millones de dólares para que busquen nuevas formas de pesca, e impuso una veda de pesca de dos años en el hábitat de la vaquita marina, con una excepción para la corvina.

Pero todo ha sido "insuficiente", dijo Vidal al recordar que se han encontrado redes agalleras "camufladas" entre las de corvina.

LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD. Antes de la última temporada de pesca de la corvina, los esfuerzos del gobierno mexicano "estaban funcionando", dijo a la AFP Lorenzo Rojas-Bracho, presidente de CIRVA.

CIVRA no está a favor de la prohibición de todo tipo de pesca pero propone que el gobierno mexicano prohíba permanentemente el uso de todo tipo de red agallera o de enmalle.

Pero, Barbara Taylor, co-autora del estudio de CIRVA, dijo que con esa medida, la población de la vaquita regresaría a niveles de 1997 solamente en 2075.

Aún así el WWF y CIVRA están convencidos de que si se toman medidas "inmediatas" se puede salvar a la vaquita. La prueba de fuego será diciembre próximo cuando inicia la temporada de pesca de totoaba, de tal forma que estos próximos seis meses pueden "ser la última oportunidad" de vida para el cetáceo más pequeño del mundo, advirtió Vidal.

Lo más leído