Argentina: Senado debate proyecto de ley para la despenalización del aborto (EN VIVO)

Hasta el momento, según la información de medios internacionales, habría 31 senadores a favor, 37 en contra, 2 indecisos, un ausente y una abstención

08 de Agosto del 2018 - 13:08 » Textos: Redacción Correo » Fotos: AFP

Los ojos de América Latina están puestos este miércoles 8 de agosto sobre Argentina. El Senado de este país, conformado por 72 legisladores de la Cámara Alta, debate desde muy temprano si aprueba o rechaza ley para despenalizar el aborto en las primeras 14 semanas de gestación, lo que determinará si legalizan la interrupción voluntaria del embarazo o si lo mantienen en la clandestinidad, al ser un delito penado con la cárcel excepto en el caso de violación o riesgo para la salud de la madre.

De aprobarse, Argentina se convertiría en el tercer país de América Latina donde el aborto es legal, sumándose a CubaUruguay y en  Ciudad de México. En algunos países de la región se permite si está en riesgo la vida de la mujer, cuando es producto de una violación o si es inviable la vida extrauterina. En Perú, la única causal de aborto exenta de sanción penal es cuando sirva para salva la vida la mujer o evitar un daño grave y permanente en su salud.

Votación en la madrugada

Este debate histórico podría extenderse hasta la madrugada, tal como sucedió en la sesión de la Cámara de Diputados en junio pasado, cuando, luego de 23 horas, se aprobó con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención dicho proyecto de ley. 

"Calculamos la votación hacia las tres o cuatro de la mañana", dijo al ingresar al Congreso el senador argentino, Ángel Rozas, de la coalición gobernante Cambiemos, quien ratificó su rechazo a la ley.

En las calles

A la espera del resultado, dos manifestaciones colman los alrededores del Congreso. Pañuelos verdes y consignas por "el derecho a elegir" identifican a quienes apoyan la iniciativa. El color celeste y el lema "salvemos las dos vidas" acompañan a quienes se oponen.

"Creemos que la movilización nos va a dar el derecho al aborto legal. Estamos esperando con mucha ansiedad y emoción", dijo a AFP Victoria Tesoreiro, una de las organizadoras de la manifestación a favor de la ley que espera reunir a más de un millón de personas.

"Más tarde o más temprano, una vez planteada la cuestión, el aborto por plazos se legaliza", aseguró la socióloga Sol Prieto, al citar los ejemplos de España y de Italia, países de fuerte influencia católica como Argentina.

"Posición consolidada por el NO"

La presión se redobla a medida que trasciende que la mayoría de los senadores rechazará el proyecto. De los 72 senadores, se estima que 37 votarán en contra. En caso de que haya empate, la presidenta del Senado y vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, emitirá el voto decisivo y ya adelantó que será por el no.

Así, la senadora Silvia Giacoppo, de la coalición gobernante Cambiemos, advirtió que también rechazará el proyecto. "Así como vino es malo y no pasará", afirmó. Ella representa la provincia de Jujuy en el norte del país, una de las zonas más conservadoras y donde la iglesia católica tiene fuerte incidencia.

El senador por Río Negro (sur), Miguel Ángel Pichetto (peronismo), admitió que las perspectivas son negativas. "Hay una posición consolidada por el No, pero vamos a hacer todos los esfuerzos, no se puede seguir castigando a las mujeres por un hecho traumático", explicó al entrar al Congreso.

En su opinión, "en algún momento la ley se aprobará, no sé si será hoy. Argentina hubiera sido un poco más justa si se aprobara porque se evitaría la muerte de mujeres pobres". "Es el tema que va a cruzar el año que viene la campaña presidencial", subrayó Pichetto.

Por su parte, el presidente Mauricio Macri habilitó el debate parlamentario pero se pronunció "en favor de la vida". Este miércoles divulgó una carta en la que celebró el debate aunque admitió que "las divisiones en las creencias sobre un tema a veces pueden ser irreconciliables".

"La importancia de esta votación va mucho más allá del tema específico que intenta dirimir. Nos plantea como sociedad un escenario pacífico para promover y realizar cambios. Pero, además, nos obliga como individuos a comprometernos a aceptar que hay otros que piensan distinto", sostuvo el presidente.

En caso de rechazo, el proyecto no podrá presentarse antes de que transcurra un año.

Lo más leído