Cientos de ballenas y delfines son asesinados en ceremonia tradicional de Dinamarca

Los habitantes de la islas Feroe defienden su tradición que lleva siglos

09 de Noviembre del 2017 - 12:08

Unas 436 ballenas y 198 delfines fueron asesinados en la costa de las Islas de Feroe, una nación autónoma en el Atlántico Norte, en Dinamarca, en el marco de una ceremonia de matanzas llamada Grindadrap, que pese a reclamos de grupos animalistas, sus habitantes la defienden al sostener que forma parte de su tradición, y por esa razón se niegan a detenerla.

Voluntarios del grupo conservacionista Sea Shepherd (Pastor del Mar) decidieron formar parte de esta sangrienta ceremonia que ocurre cada año. Una vez desplegados en 19 bahías de seis pueblos de las islas, se hicieron pasar por turistas para poder tomar fotografías y grabar videos. Ahí captaron que en este ritual participan toda la familia, inclusive niños.

Pese a la difusión de fuertes imágenes de la matanza, el gobierno de Feroe a través de un comunicado criticó la posición de los activistas. Cuestionaron que califiquen la tradición como "barbárica", "innecesaria" y "diabólica", además de describir a los participantes como "psicópatas sádicos".

TRADICIÓN

El Grindadrap remonta al siglo XVI cuando los pobladores de guiaban cada verano a decenas de ballenas piloto hacia las aguas bajas de la costa y allí son asesinadas con lanzas que se introducen a través de su cuello con la intención de quebrarles la columna vertebral. Luego el animal es trozado y su carne es procesada para luego ser vendida en los mercados de la isla.

En su defensa Feroe explicó que la carne y la grasa del cetáceo son una parte esencial de la dieta de los 50 mil habitantes de las islas. "Cada ballena provee a las comunidades con cientos de kilos de carne y sebo que de otra manera debería ser importante", señala el documento.