Bebé más obeso del mundo tiene 10 meses y pesa como niño de 9 años (FOTOS)

Pequeño padecería de síndrome de Prader-Willi, sus padres necesitan ayuda para su tratamiento
Bebé más obeso del mundo tiene 10 meses y pesa como niño de 9 años (FOTOS)

Bebé más obeso del mundo tiene 10 meses y pesa como niño de 9 años (FOTOS)

24 de Octubre del 2017 - 18:30 » Textos: Redacción Multimedia

El pequeño Luis Manuel nació hace diez meses en Tecoman (México). Ahora es considerado por los médicos como el bebé más obeso del mundo, ya que a sus 10 meses pesa como niño de 9 años: 30 kilos.

Sin embargo, cuando nació la criatura tenía el peso y la talla dentro de los parámetros normales: midió 52 centímetros y pesaba 3,5 kilos. Empero, con el pasar de los días sus padres notaron que el bebé necesitaba alimentarse continuamente, crecía desmesuradamente y su ropa ya no le quedaba. Así, cuando tenía sólo un mes empezó a usar una talla para niños de 2 años.

Los médicos no saben aún de qué padece el pequeño, pero señalan que esta extraña enfermedad anula su sensación de saciedad, lo que hace que tenga hambre a cada rato.

Los galenos no descartan que el pequeño sufra el Síndrome de Prader-Willi, una enfermedad genética que hace que los bebés tengan mucha hambre. Sin embargo, en estos casos la obesidad se da desde los 6 meses, y Luis Manuel padece desde más pequeño. El pequeño ha sido sometido a diversas pruebas a fin de posibles tratamientos.

El sobrepeso ha producido complicaciones graves para su salud del bebé a nivel respiratorio. Su madre cuenta que debe estar pendiente del bebé todo el día, incluso no duerme en las noches, porque siente ahogarse.

"En algunos casos del tratamiento por el síndrome, hay ocasiones que los niños han fallecido, pero por paro cardíaco por el peso que tienen", comentó muy acongojado Mario González, padre de la criatura.

Síndrome de Prader-Willi

¿Sabías que los niños con este síndrome pueden comer hasta seis veces más que los niños de la misma edad, y aún así continúan teniendo hambre?

El síndrome de Prader-Willi es una rara afección genética que causa varios problemas, como la necesidad constante de comer alimentos, el crecimiento restringido y reducción del tono muscular; así como dificultad en el aprendizaje, falta de desarrollo sexual y problemas de comportamiento. El mal es causado por un defecto en el cromosoma número 15, y ocurre por azar.

Según los especialistas por el momento no existe cura y el objetivo del tratamiento es controlar los síntomas, aconsejando a los padres mantener una dieta sana y equilibrada en el paciente.

Las personas que deseen ayudar a esta familia pueden coordinar contactándose con la madre del pequeño, Isabel Pantoja Martínez, a través de redes sociales.