Wellington. [AFP]. Nueva Zelanda planea prolongar el confinamiento de tres días en vigor actualmente en su ciudad más grande, Auckland, tras la aparición de un nuevo brote de infección de de 17 casos, indicó el miércoles un alto responsable.

El director general de Salud Ashley Bloomfield dijo que se registraron 13 casos nuevos, todos ellos vinculados a la familia de cuatro integrantes que el martes dieron positivo al test de coronavirus.

El descubrimiento de estos casos terminó con un período de 102 días sin contaminación en Nueva Zelanda. La orden de confinamiento de Auckland expira el viernes a medianoche.

Equipos sanitarios trabajan en la identificación de la fuente del brote de contaminación, señaló Bloomfield.

Queremos conocer su magnitud lo antes posible, por eso testeamos a todos los familiares, contactos casuales, colegas y familiares”, dijo.

Entre los nuevos casos figura un estudiante de una de los más grandes escuelas del país que tiene más de 3.000 alumnos, precisó Bloomfield.

La primera ministra Jacinda Ardern indicó que se esperan más casos relacionados con este nuevo foco. “La lección que aprendimos de la primera ola de coronavirus es que una vez que se identifica la fuente de contaminación, se desarrolla antes de disminuir”, explicó en la televisión.

Calificando la situación de “seria y grave”, afirmó que se está manejando de manera “urgente, pero calma y metódica”.

En función de los resultados de la investigación en las próximas 24 horas se decidirá si se prolonga el confinamiento, indicó Bloomfield.