Hombre sería condenado a prisión por tener relaciones en su propia casa

El acusado se declaró culpable ante la justicia de Estados Unidos y también pagaría 100 mil dólares de multa
Hombre sería condenado a prisión por tener relaciones en su propia casa

Hombre sería condenado a prisión por tener relaciones en su propia casa

01 de Agosto del 2017 - 11:37 » Textos: Redacción Multimedia

Un hombre podría ser condenado a cuatro años de prisión y a pagar hasta 100 mil dólares de multa por tener relaciones sexuales en su propio departamento. El hecho ocurrió en Estados Unidos.

A pesar que la situación parecería hasta inverosímil, el hecho es que si bien Carlos Quijada-Lara de 39 de años, era el propietario de la vivienda, esta la tenía alquilada a la pareja de recién casados Logan Pierce y Mikaela DiGiulio, quienes pagaban un alquiler mensual de US$ 1.100.

El hecho ocurrió en noviembre pasado cuando la pareja se encontraba en sus respectivos trabajos, Quijada-Lara ingresó a la vivienda con su entonces pareja y tuvieron relaciones sexuales en la habitación del nuevo matrimonio. Sin embargo, con lo que no contaban era que los inquilinos habían colocado un sistemas de cámaras de seguridad para protegerlo de la entrada de intrusos.

Logan Pierce recibió una alerta de la app que maneja las cámaras de su casa el cual le anunciaba sobre el movimiento registrado en la habitación. Al observar lo que sucedía en el lugar, simplemente no le dio crédito a sus ojos: el propietario del departamento estaba teniendo relaciones con otro hombre.

Cerré el programa y lo reinicié porque no podía creer que eso estuviera ocurriendo en nuestra cama", señaló Pierce. Sin embargo, eso no fue todo, ya que, de acuerdo al video, Quijada-Lara usó el vestido de novia de Mikaela DiGiulio para limpiarse tras el encuentro sexual.

La pareja realizó la denuncia de manera inmediata y, abandonó el departamento.

“Los propietarios de un apartamento no tienen derecho de ingresar a la propiedad que tienen en renta y hacer los que se les ocurra", señaló el teniente Howard Black de la Policía de Colorado Springs.