Libia: Mueren seis yihadistas del Estado Islámico, entre ellos dos dirigentes

El Estado Islámico sigue extendiéndose hacia la ciudad de AL Uashka, vecina a Sirte, nuevo bastión del grupo yihadista
Libia: Mueren seis yihadistas del Estado Islámico, entre ellos dos dirigentes

Libia: Mueren seis yihadistas del Estado Islámico, entre ellos dos dirigentes

10 de Junio del 2015 - 06:33 » Textos: Correo/Agencias

Al menos seis miembros de la rama libia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), entre ellos dos importantes dirigentes, murieron esta madrugada a manos de las fuerzas islamistas, aliadas de Trípoli, informó hoy a Efe una fuente de seguridad de la ciudad de Misrata, en el este del país.

Según la fuente, uno de los cabecillas fallecidos es el yihadista conocido como Mohamed al Kamati, que dirige el grupo del EI en la ciudad de Derna, situada a 1.280 kilómetros al este de la capital libia.

El segundo dirigente muerto es Husam Abu Rached, uno de los primeros yihadistas que juró lealtad al líder del EI, Abu Bakr al Bagdadi.

Los enfrentamientos que se intensificaron hasta la madrugada, entre las fuerzas islamistas de "Maylis al Shura" y "Zuar de Derna" y los terroristas del EI, habían estallado en Ghabt Msafer y Ued al Naqa, así como cerca del hotel de Al Loaloa y en las proximidades del puerto de la ciudad de Derna, precisó la fuente.

La rama del EI que controla distintas partes del este de Libia anunció ayer que se hizo con el control de una planta eléctrica al oeste de la ciudad libia de Sirte (430 kilómetros al este de Trípoli), que abastece la zona central y occidental del país.

Pocas horas después, aseguró que controlaba totalmente la ciudad oriental de Sirte, tras varios meses de combates, en los que mataron a cuatro milicianos islamistas de la "Falange 166", aliada del Gobierno rebelde de Trípoli, encargada de proteger esa ciudad, e hirieron a una decena.

Una fuente de seguridad informó ayer a Efe que el EI sigue extendiéndose hacia la ciudad de AL Uashka, vecina a Sirte, nuevo bastión del grupo yihadista, y cercana a Misrata, situada a 200 kilómetros al este de Trípoli.

Libia es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional contribuyera a derrocar el régimen dictatorial de Muamar al Gadafi.

Desde hace meses, dos gobiernos, uno considerado rebelde establecido en Trípoli, y otro internacionalmente reconocido con sede en Tobruk, luchan por el poder apoyados por milicias islamistas y militares del antiguo régimen.

En los últimos meses, la rama libia del EI ha consolidado su posición en la ciudad de Darna, en el este del país, y avanzado hacia la localidad central costera de Sirte.

Los ministros de Defensa del "Grupo 5+5", que reúne a países de la ribera europea y norteafricana del Mediterráneo, afirmaron ayer en Túnez que la "nebulosa terrorista" representa una amenaza que pesa sobre la estabilidad de esa zona y que apoyarán los "esfuerzos solidarios" de sus miembros para erradicarla.

En el documento, difundido al termino de una reunión extraordinaria propuesta por Francia, los ministros coinciden también en que "la crisis libia es el mayor desafío para la estabilidad y la seguridad de los países del entorno mediterráneo". EFE

Lo más leído