Temas

Muere estudiante estadounidense que cayó en coma preso en Corea del Norte

Otto Warmbier fue liberado por el régimen coreano tras 17 meses detenido. Familia denunció que joven fue "maltratado"
Muere estudiante estadounidense que cayó en coma preso en Corea del Norte

Muere estudiante estadounidense que cayó en coma preso en Corea del Norte

19 de Junio del 2017 - 15:59

El estudiante estadounidense Otto Warmbier, que estuvo preso en Corea del Norte durante más de un año y fue entregado la semana pasada en coma a su familia, falleció hoy en su Ohio natal, informó su familia.

"Con tristeza debemos informarles de que nuestro hijo, Otto Warmbier, ha completado su viaje a casa", explicó la familia en un comunicado, en el que detalla que el joven, de 22 años, murió rodeado de sus seres queridos. 

El padre del ciudadano estadounidense Otto Warmbier, liberado esta martes tras 17 meses detenido en Corea del Norte, refutó la versión de las autoridades norcoreanas sobre el coma que padece se hijo. Según el régimen, el joven sufrió un brote de botulismo y le dieron una pastilla para dormir, pero no volvió a despertarse.

"Incluso si crees su explicación de botulismo y una pastilla para dormir que causa un coma, y nosotros no lo creemos, no hay excusa para que cualquier nación civilizada le negara tratamiento médico", dijo Fred Warmbier en una rueda de prensa en la escuela de educación secundaria en la que se graduó su hijo en Cincinnati (Ohio).

Hace unos días el Centro Médico de la Universidad de Cincinnati informó que Otto Warmbier se encuentra en estado estable, aunque sufre una "lesión neurológica grave". Para el padre, fue "aterrorizado y maltratado" por "un régimen paria en Corea del Norte.

Cabe recordar, que el padre agradeció al presidente de EE.UU., Donald Trump, su apoyo para conseguir la liberación de su hijo. El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, anunció que su Departamento había logrado la liberación del joven "siguiendo instrucciones del presidente".

Otto Warmbier llevaba más de un año en coma, en el que entró poco después de su última aparición en público, durante su juicio en Pyongyang en marzo de 2016, según su familia.

Durante ese juicio, el joven estadounidense, que había entrado como turista a Corea del Norte, fue condenado a 15 años de trabajos forzados por intentar sustraer un cartel de propaganda política del hotel en el que se hospedaba en Pyongyang, lo que el régimen norcoreano consideró un "acto hostil" contra el Estado.