Temas

Uruguay y el boom de la marihuana legal

Clubes especiales y boticas son dos de los lugares donde los ciudadanos pueden adquirir cannabis
Uruguay y el boom de la marihuana legal

Uruguay y el boom de la marihuana legal

30 de Julio del 2017 - 14:18 » Textos: Correo | Agencias » Fotos: AFP

Pese a que no hay letreros ni señales distintivas en el exterior, el particular olor de la marihuana se percibe desde afuera. Una puerta antigua, como varias de las que se encuentran en el casco viejo de Montevideo, da paso a uno de los muchos de clubes de cultivo de cannabis que han aparecido últimamente en Uruguay.

El lugar posee una infraestructura gigantesca para abastecer a los 44 miembros que todos los meses acceden a 40 gramos de marihuana a un costo de 4300 pesos uruguayos mensuales (unos 150 dólares).

Felipe Lozano, miembro de esta organización -cuyo nombre prefiere dejar en reserva-, explica cómo es el funcionamiento de un club de marihuana, una figura que Uruguay creó en diciembre de 2013, cuando el gobierno de José Mujica aprobó la inédita ley que reguló la producción y comercialización del cannabis en el país.

Cada club puede poner sus normas generales. Hay un parámetro sobre cómo cultivar, cómo dispensar, etc. Pero cada club tiene su reglamento”, comenta.

La asociación que integra solo acepta miembros que sean conocidos o que hayan sido invitados, para así asegurar la “privacidad y seguridad de todos”.

Según la normativa, los clubes pueden tener desde 15 hasta 99 socios, un total de 99 plantas de marihuana y una cosecha anual que no puede superar los 480 gramos al año por miembro.

La asociación de la que es parte Lozano cuenta con integrantes de “todas las edades”, que van desde los 19 hasta los 65 años.

El club trabaja con una base de 10 variedades genéticas de marihuana, cuyo componente psicoactivo varía entre un 10% y un 20%.

Venta en farmacias. Pero los clubes (de los que hay oficialmente 63) no son la única manera en que una persona puede acceder a la marihuana, de manera legal, en Uruguay. También esta el autocultivo. Además, el pasado 19 de julio, el país completó la reglamentación de la ley con la puesta en marcha del expendio en farmacias.

En las boticas, el producto a los que los consumidores pueden acceder se ofrece en dos variedades que rondan el 2% de psicoactividad. Lozano opina que “es para cualquier persona que quiera consumir cannabis y nunca lo haya hecho”.

La acogida que ha tenido este medio de acceso a la planta entre la población ha sido grande. El número de inscritos para comprar marihuana producida bajo control estatal en las farmacias aumentó casi 50% en una semana, de acuerdo con datos difundidos este miércoles por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA). Los 16 establecimientos que se registraron para vender cannabis han debido reponer su stock varias veces desde el pasado 19 de julio.

Alternativa. Uruguay implementó la ley del cannabis como una estrategia de lucha contra las drogas introducidas ilegalmente al país. Sin embargo, el impacto de la producción y comercialización legal de marihuana sobre el flujo del narcotráfico en el país verá resultados a largo plazo, afirman fuentes policiales.

Va a demorar todavía y lo vamos a poder observar dentro de algunos años. Ahí podremos decir: sí, tuvo un impacto”, señala el director de la Policía uruguaya, Mario Layera. No obstante, piensa que la medida es positiva “en la medida que los usuarios ahora pueden concurrir a un buen lugar y no pasar por una actividad criminal o verse expuestos a situaciones que lo pueden dañar a él o a terceros”.

Por otro lado, la legislación pretende evitar que la pequeña nación sudamericana se convierta en un destino narcoturístico.

“Nosotros esto lo planteamos como una política interna de lucha contra la droga para nuestra sociedad. El turista que llega al Uruguay tiene que saber que no va a poder comprar el cannabis en farmacias. Cuando se discutió el proyecto de ley, quedó claro que no queríamos un turismo cannábico”, manifestó el pasado 26 de julio la ministra de Turismo, Liliam Kechichián, en entrevista con la agencia Efe. En otras palabras, fumar hierba de manera legal, en Uruguay, es un derecho exclusivo de los uruguayos.