Opinión

De “Pantaleón Pantoja” a la PCM

​Encarnar al personaje principal de la novela de MVLl Pantaleón y las visitadoras, en la versión cinematográfica dirigida por F. Lombardi, le valió para saltar a la fama al joven actor (y también abogado) Salvador del Solar, quien acumuló, luego, una larga trayectoria en cine, telenovelas y teleseries.

17 de Marzo del 2019 - 09:43 Rolando Sousa

Encarnar al personaje principal de la novela de MVLl Pantaleón y las visitadoras, en la versión cinematográfica dirigida por F. Lombardi, le valió para saltar a la fama al joven actor (y también abogado) Salvador del Solar, quien acumuló, luego, una larga trayectoria en cine, telenovelas y teleseries. En la esfera política, apareció para apoyar a Susana Villarán y, en las elecciones presidenciales del 2016, a Verónica Mendoza. Siendo presidente PPK, quizá consideró que esos eran méritos suficientes para nombrarlo ministro de Cultura, cargo al que renunció, un año después, por su abierta oposición al indulto humanitario concedido al expresidente Alberto Fujimori.

Ahora vuelve a la escena política nada menos que como presidente del Consejo de Ministros, designado por el presidente Martín Vizcarra y anunciando que su rol será el de mejorar la comunicación y tender puentes desde el Gobierno, pero no dudó en manifestar abiertamente ante la prensa su “antifujimorismo”, desdiciéndose de sus supuestas intenciones con dicha declaración política.

Realmente resulta todavía una incógnita descifrar cuáles fueron las intenciones políticas del presidente Vizcarra al licenciar de la PCM a César Villanueva y sustituirlo por Salvador del Solar. Ya hay quienes consideran su salto del histrionismo cinematográfico al ejercicio del poder como titular de la PCM como una ventaja para el ejercicio del cargo, comparándolo, incluso, con la trayectoria política del expresidente de EE.UU. Ronald Reagan (quien también fue actor de cine), lo cual es, sin duda, una exageración que emociona a sus amigos caviares, que ya sueñan con verlo en el “bolo” para el 2021.

Así, mientras la población sigue sin ver resultados a sus problemas cotidianos de inseguridad ciudadana, informalidad, anemia infantil y pésima infraestructura educativa, el presidente, su primer ministro y su corte de adulones celebran su designación como si se tratara de una nueva película que ha de protagonizar. 

tags