Opinión

El pacto por la reconstrucción

COLUMNA: Renato Sandoval González

17 de Agosto del 2018 - 07:00 Renato Sandoval

Propongo que los candidatos al gobierno regional y a las municipalidades provinciales y distritales firmen un pacto de buen gasto del presupuesto para la reconstrucción. La inversión pública bordeará los 23,000 millones de soles, y gran parte de este dinero irá para la costa norte del país.

Si el 75% de dicho monto será para obras de reconstrucción y un 23% para la prevención, necesitamos que quienes se conviertan en autoridades para los próximos cuatro años juren por la ciudad, su madrecita y su descendencia, a fin de darle un buen uso a ese dinero y tranquilizar a la población, que poco o nada sabe de este tema.

“No hay mal que por bien no venga”, reza el refrán. El Niño costero, aunque trajo desgracia, también sirvió para extenderle la mano al Gobierno central. En otro contexto, hubiera sido imposible que el Ejecutivo destine tanto dinero para obras, siendo Piura y La Libertad las regiones más beneficiadas.

Ahora bien, con las arcas llenas, es momento de invertir con cerebro. Aunque ahora no impacte en nuestros bolsillos, ya hubo algunas acciones de control que han revelado el mal uso de los recursos, como la limpieza de los cauces y los pésimos expedientes. Con advertencia y todo, en algunos casos han echado dinero al agua.

Por ello, es importante que los nuevos -y no tanto- rostros que administrarán nuestros recursos se comprometan a que las prioridades sean las obras de reconstrucción con prevención, lo que implica sapiencia para gastar. No podemos seguir con las vías inundables, con puentes mal hechos, sin drenaje y con un endeble equipo técnico.

Sobre lo último, los gobiernos regionales y locales urgen de expertos que acompañen en este proceso (2% de uso del dinero para capacitar). Tal vez haya una buena intención de parte de los trabajadores de planta. No obstante, si es necesario, se debería contratar a un equipo técnico que aporte con experiencia en este tipo de obras. Aprovechemos la oportunidad y luego no nos lamentemos.

tags