Opinión

Fundación española de Puno

Columna: ALBERTO QUINTANILLA CHACÓN

08 de Noviembre del 2017 - 07:30 Alberto Quintanilla Chacón

El 4 de noviembre de 1668 es considerada la fecha de fundación española de Puno; esta se conmemora desde 1945, aunque se encuentra sometida a un intenso debate en medios intelectuales puneños.

El Virrey Conde de Lemos sometió a juicio a los hermanos Salcedo por cuestionar la autoridad religiosa del Papa y la política del Rey de España. Por tanto, los condenaron a muerte; aunque años después fueron absueltos por la Corte de Justicia de Madrid. Así, se produjo el escarmiento contra las legítimas aspiraciones de los hermanos Salcedo, quienes cuestionaron el pago de impuestos en favor de la Corona española y del Virreinato de Lima, legítimo cuestionamiento anticentralista y antimonárquico.

El 4 de noviembre se trasladó San Luis de Alva desde Laykakota hasta la actual ciudad de Puno y por resolución de la Municipalidad Provincial de Puno de 1945 se conmemora la fecha de fundación española de la ciudad.

No obstante, todo indica que no existió una fundación formal que dispusiera la creación de la ciudad de Puno ni tampoco un acta formal narrando la ceremonia ni menos la toma de acuerdos al respecto; por ello, el debate está abierto.

La creación anómala de Puno nos obliga a darle contenido a nuestra región. Necesitamos convertirla en un centro económico y social líder del desarrollo del sur del Perú y central de América del Sur, con el eje Puno-Juliaca como submetrópoli capaz de disputarle la hegemonía a la región Arequipa.

tags