Opinión

Justicia: esto no es lo que parece

​Siempre serán materia de discusión las decisiones judiciales, sobre todo cuando está en juego la privación de la libertad de una persona

13 de Febrero del 2019 - 16:13 Renato Sandoval

Siempre serán materia de discusión las decisiones judiciales, sobre todo cuando está en juego la privación de la libertad de una persona. Pero hay una línea de trabajo, apodada criterio, que debería primar a la hora de ensayar una decisión controversial. Como sabrán, en los últimos días, esto no es lo que parece. ¿Qué está fallando?

Severas críticas han recaído contra los jueces de Piura que ordenaron la prisión preventiva -y la ratificación de esta- contra el policía Elvis Miranda por abatir a un presunto delincuente. En respuesta, una cofradía de magistrados expresó su enérgico rechazo a la supuesta interferencia de sus decisiones, incluida la postura ciudadana.

Ahora bien, la vida del policía Anner Luzón Jiménez se extinguió, paradójicamente, horas después de que el presunto victimario Yerson Alexander Domínguez Martínez lograra revertir la prisión preventiva por nueve meses que se le había consignado en Piura. Diferente suerte corrió Elvis Miranda.

¿Por qué para algunos está bien aplicada la justicia, mientras que, para otros, no? Es cuando debería aparecer esa bendita palabra criterio. La ligera uniformidad en las órdenes judiciales. Esto último no se cumple, lo que origina la desazón de la ciudadanía, que no percibe una justicia ciega, sino tuerta.

¿No estará fallando el nuevo código penal? En Trujillo, unos magistrados afirman que por una conversación telefónica no pueden arrebatarle la libertad a una persona procesada por crimen organizado. No es una prueba contundente, dicen. Y acusan a los fiscales de no hacer bien su trabajo. ¿Por qué estos jueces son más garantistas que otros?

Parece que hubiera pequeñas cortes de justicia en provincias con diversos criterios acerca de la aplicación del nuevo código penal. Eso es exactamente lo que preocupa. Y si no es diversificación de discernimiento, entonces podríamos considerar posibles indicios de corrupción. Ojalá no sea esto último porque aquí no habría código que valga. 

tags