Opinión

Keiko: ¿criminal organizada?

Columna: CECILIA BLUME

30 de Octubre del 2017 - 07:00 Cecilia Blume

La justicia caracteriza a una sociedad como civilizada. Las leyes garantizan la convivencia pacífica si son lógicas y sus sanciones proporcionales y razonables. Lo más importante, sin embargo, es que quienes aplican las leyes lo hagan correctamente, pues si no, dañarán a la sociedad en su conjunto.

Para recaudar fondos en campañas políticas se suele hacer cócteles, donde va el candidato y se cobra una suma por invitado. No es obligatorio pagar ni asistir. Es, simplemente, otra forma de colaborar. En el cotidiano peruano se organizan polladas, que persiguen exactamente lo mismo.

La Ley N° 30077, “Ley Contra el Crimen Organizado”, señala que es organización criminal cualquier agrupación de más de tres personas que se reparte tareas y se crea, existe o funciona, inequívoca y directamente, de manera concertada y coordinada, para cometer uno o más delitos graves, tales como homicidio calificado, secuestro, trata de personas, pornografía infantil, extorsión, usurpación, delitos informáticos, monetarios, tráfico de drogas, marcaje, reglaje, genocidio, lavado de activos, entre otros.

Imaginemos que los cócteles fueron la fachada para conseguir aportes de campaña y que en realidad los aportes venían de personas distintas a las que fueron a los cócteles. ¿Es esto motivo para calificar a todos los que organizaron y fueron a los cócteles como miembros de una banda de delincuentes organizados liderada por Keiko Fujimori? ¿O será el JNE quien debe sancionar esta conducta?

Suena bastante desproporcionado e irracional, así como calificar a otros políticos de delincuentes en banda. Distinto es el caso Odebrecht, empresa que delinquía organizadamente a partir de las “operaciones estructuradas”.

Nada daña más a un país que el abuso de la justicia. Quienes discrepan de Fuerza Popular usen otro foro, pero esto es un abuso y sé que en el Poder Judicial habrá instancias que lo demostrarán.

tags