Opinión

Los condenados y fugados de Acuña

COLUMNA: Omar Aliaga Loje

08 de Mayo del 2019 - 07:00 Omar Aliaga Loje

La sentencia contra Edwin Donayre, en segunda instancia, en realidad no ha hecho más que sumarse a un duro golpe a la credibilidad de por sí ya tambaleante de Alianza Para el Progreso, el partido de César Acuña. Es el segundo congresista desaforado por una sentencia en APP. Antes fue Benicio Ríos. Pero la lista de condenas salpica también a la médula apepista de su ciudad de nacimiento partidario: Trujillo.

Roger Quispe, Carlos Vásquez Llamo y Daniel Marcelo llegaron al poder de la mano de César Acuña en las históricas elecciones del año 2006, cuando APP golpeó al APRA y lo dejó herido hasta hoy. Aquella vez, Acuña logró la alcaldía de Trujillo, y los tres mencionados se convirtieron en alcaldes en los importantes distritos de Moche, Víctor Larco y La Esperanza. Trece años después, los tres cuentan con sentencia condenatoria por casos de corrupción.

Roger Quispe, exburgomaestre de Moche, fue sentenciado a 4 años y 8 meses de cárcel y se encuentra más de 100 días prófugo de la justicia. Vásquez Llamo, exalcalde de Víctor Larco, ha recibido una condena de cuatro años de pena suspendida. Marcelo, que está hoy en la alcaldía provincial de Trujillo, acaba de apelar una sentencia en primera instancia de 4 años de prisión por el caso “bloqueadores”, que lo persigue desde sus años de autoridad edil de La Esperanza.

En Chiclayo, el exburgomaestre preso David Cornejo llegó a la municipalidad con los colores de APP (aunque se distanció poco antes de caer); y en Chimbote, el también exalcalde Valentín Fernández, hoy prófugo de la justicia por un caso de lavado de activos, también se puso su camiseta en este último periodo.

Lo irónico del caso es que Acuña y APP llegaron al poder en el norte del país llevando como bandera la lucha anticorrupción. Repitieron machaconamente que dejarían de lado las viejas prácticas del APRA en su sólido norte. Hoy, la historia los pone en esta situación. 

tags