Opinión

Paolo salvóa la Foronda

COLUMNA: JAIME CHINCHA

18 de Mayo del 2018 - 07:00 Jaime Chincha

Si no hubiera sido por Paolo y sus distractores efectos sobre todo el bosque noticioso de la semana, María Elena Foronda ya tendría que estar desaforada del Congreso. ¿Contratar a la que administró las cárceles del pueblo? ¿Y como personal de confianza? No es suficiente con haber despedido a la emerretista; pues hay que pagarle 7 mil soles de liquidación, amén de los 134 mil soles que cobró en su paso por el Congreso. La banda terrorista en la que militó Madrid planeó tomar el Congreso y volarlo en pedazos. Así que cobrar de él es doblemente inmoral y cínico. No es suficiente con pedir 120 días de suspensión para la Foronda, ya que volverá con ganas de revancha y no cambiará el pensamiento que ella y su bancada mantienen incólume: fue Foronda quien se negó a debatir la muerte civil para los terroristas. El problema es el Frente Amplio como bloque ideológico. Tucto pide amnistía para Guzmán; Apaza reniega de los héroes de Chavín de Huántar; toda la bancada vota a favor de que los condenados por terrorismo participen en elecciones; Cevallos pidiendo chamba para Morote en el Estado. No se crean el cuento de que la botaron por emerretista: la echaron para que baje el roche. Porque, en fondo y forma, esa bancada les tiene aprecio a los emerretistas; por eso salen con el cuento de la “reinserción”. Un terrorista probado y confeso no cambia. ¡Boten a la Foronda y a todo el que avale el terrorismo! Vizcarra reacciona rápido con Paolo, pero con esto tan grave no lo he visto tan espídico. ¿A cuántos terroristas les paga el Estado con lo que nos desangran en impuestos, señor Presidente? 

tags