Opinión

Qué esperar del referéndum

Parece poco factible que el referéndum se dé, pues hay muy poca voluntad política (por parte del Legislativo) para realizarlo.

05 de Agosto del 2018 - 08:10 Pedro José de Zavala

Ha pasado una semana desde que el presidente Vizcarra propusiera el referéndum y las reacciones no se han hecho esperar. Los medios, políticos, líderes y juristas han estado pendientes de esto, además de haber llamado la atención de la población, de manera positiva. Si el objetivo del presidente Vizcarra era subir algunos puntos de popularidad y al mismo tiempo virar el foco de la agenda política hacia el actuar del Legislativo, en cuanto a reformas electorales y judiciales, está claro que lo logró, y de muy buena manera.

Algunos analistas sostienen que esto generará un nuevo enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo. Desde nuestra perspectiva, esto es poco probable. La primera fuerza del Congreso y su lideresa tienen mayores retos que enfrentar, como el cuestionamiento de varios de sus miembros y las elecciones municipales y regionales, entre otros, los que encararán con un evidente desgaste, como lo demuestra la baja aprobación de la señora Keiko Fujimori, la cual se encuentra en alrededor del 18%.

Parece poco factible que el referéndum se dé, pues hay muy poca voluntad política (por parte del Legislativo) para realizarlo. Lo cierto es que puede resultar riesgoso, por las siguientes razones: la primera de ellas es que el contenido del referéndum lo definiría el Congreso y es muy posible que las preguntas finales sean muy distintas que las presentadas por el Ejecutivo, desvirtuando así las reformas que se quiere lograr. Recordemos que otorongo no come otorongo. La segunda es que, gracias a la ley de medios o ley mordaza, difícilmente el Estado podrá informar a los ciudadanos de los alcances de las propuestas de este referéndum, a no ser que esta reforma constitucional no esté afectada por la Ley Mulder. Por último, hay que considerar que a 2/3 de la población la política no le interesa, mientras que casi la mitad de los peruanos no tiene ningún interés en votar. Por ello, lo más probable es que este sea un voto visceral y poco informado, lo que pareciera tendría consecuencias poco previsibles. Si bien los resultados de la iniciativa del referéndum han sido buenos a corto plazo, habrá que estar muy atento a la evolución de esta iniciativa.

tags