Opinión

¡Qué nos falta hacer para reconciliarnos! (II)

Con motivo del indulto humanitario a AF, estos colectivos han venido exigiendo el pedido de perdón hacia los familiares de las víctimas de Barrios Altos y La Cantuta

28 de Enero del 2018 - 09:50 Rolando Sousa

La CVR peruana, premunida de un sesgo ideológico afín al que profesaban los grupos alzados en armas, incurrió en errores que conspiraron contra sus propios objetivos, como: i) Estuvo conformada, mayoritariamente, por personas vinculadas a la izquierda. ii) Incorporaron el concepto de “conflicto armado interno”, propio del Derecho Internacional Humanitario, en el que se equipara a las partes beligerantes sin importar cuál de ellas inició el conflicto. iii) Se incurrió en graves inequidades al momento de asignar responsabilidades de los sectores políticos relacionados con el conflicto. iv) Sobreestimó la cifra de víctimas fatales de la violencia (69,280 personas) al utilizar un método de medición para calcular cardúmenes de peces en el mar. Pero, además, la incapacidad para reconciliarnos ha sido alimentada por el “antifujimorismo”, un movimiento más activo que numeroso, que agrupa “actores, políticos, líderes de opinión en redes sociales, colectivos y hasta periodistas que, de manera independiente, colaboran, coordinan y difunden mensajes” (M.J. Ayulo. EC; 18/01/2018), cuyo objetivo es perpetuar “su verdad”.

Con motivo del indulto humanitario a AF, estos colectivos han venido exigiendo el pedido de perdón hacia los familiares de las víctimas de Barrios Altos y La Cantuta. Olvidan que no solo ellos fueron víctimas de la guerra, lo fuimos todos los peruanos; aquellas numerosas familias de militares y policías asesinados por SL y el MRTA; los descendientes de las comunidades arrasadas por el terror; los miles de peruanos que tuvieron que partir al extranjero a forjarse un futuro mejor. ¿Acaso no corresponde también a los deudos de los estudiante del caso “La Cantuta” pedir perdón, si fuera verdad -como señalan los testimonios de algunas personas que los conocieron- que sus familiares abrazaron equivocadamente una ideología que promovió el terror, del cual también resultaron víctimas?

Debemos, entonces, por duro que parezca, empezar de nuevo. La conformación de una nueva CVR, más equitativa y menos sesgada, será un buen principio.

tags