Opinión

Un modelo para la creatividad

El Arte de Pensar (1926), propone un patrón de cuatro etapas para conceptualizar el proceso creativo

25 de Agosto del 2018 - 07:16 Annemie Cuculiza Brunke

Pensar en función de modelos mentales es una herramienta poderosa para desarrollar nuestras habilidades. El modelo clásico que describe la creatividad fue desarrollado por el sociólogo y educador inglés Graham Wallas. En su libro El Arte de Pensar (1926), propone un patrón de cuatro etapas para conceptualizar el proceso creativo; estas son preparación, incubación, iluminación y verificación.

La etapa de la preparación involucra los pasos preliminares para analizar un problema o situación. Aquí hacemos uso de nuestros conocimientos previos y nos instruimos con mayor profundidad sobre lo que no entendemos. Requiere trabajo consciente y su calidad depende de la formación previa de una persona, sus habilidades analíticas y sus conocimientos específicos sobre una materia.

Luego viene la etapa de la incubación. En esta fase, aparentemente no estamos prestando atención al tema en cuestión. Sin embargo, nuestro inconsciente continúa haciendo conexiones y combinaciones. Eventualmente, una idea con potencial rompe la barrera inconsciente y pasa a nuestra mente consciente. Este momento es el de la iluminación, el “¡Eureka!”. De pronto, entendemos algo de forma diferente y novedosa. Esta fase es sumamente intuitiva y requiere que permanezcamos abiertos a nuevas posibilidades. Muchas personas altamente creativas suelen relatar que “la idea vino a ellos”. La fase final es la etapa de verificación; aquí evaluamos nuestro producto/idea y re-elaboramos si es necesario.

Algunos autores han criticado el modelo de Wallas por ser “lineal” y no tomar en cuenta el sinfín de sub-procesos mentales involucrados en las diferentes producciones creativas. Sin embargo, el autor no consideraba que las fases fueran secuenciales o consecutivas; sino recurrentes e incluso simultáneas. En todo caso, pensar en nuestros procesos mentales de forma estructurada es útil para avanzar en nuestra producción creativa. Un modelo nos permite tener hitos, señales en el camino, para pensar sobre nuestro propio proceso mental y afinarlo.   

tags