Depredan fauna de Junín

Venta ilegal de tortugas, loros y sapos registra altas cifras
Depredan fauna de Junín

Depredan fauna de Junín

01 de Agosto del 2015 - 22:05 » Textos: Daniel Mitma » Fotos: Correo

Una de las especies más depredadas en la región Junín, es la tortuga taricaya, ese pequeño animal que muchos conservan como mascota en casa. La especie está categorizada como vulnerable, a decir del D.S. N° 04-2014, porque enfrenta un riesgo de extinción en estado silvestre. La lista que lleva el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) hasta julio de este año registra 35 tipos de especies traficadas y más de 150 casos de decomisos. Una situación crítica, pero no por ello insalvable.

Luego de la tortuga, otras especies en amenaza son el loro cabeza roja, el cóndor y el mono choro. La categorización establecida por el Ministerio de Agricultura (Minagri) las enumera así: en peligro crítico, en peligro, vulnerable, casi amenazado y datos insuficientes. El zambullidor, por ejemplo, es una especie en peligro crítico, el cóndor está en peligro y el mono choro es vulnerable.

ILEGAL. El total de especies decomisadas hasta julio de este año llega a 155 en Junín, entre muertas y vivas. Pero no se crea que todo el que vende o cria especies es acusado penalmente. La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites) se encarga de normar ello. En su reglamento establece el Apéndice I, en el que se encuentran las especies en extinción y el Perú tiene 29 mamíferos, 10 aves y 7 reptiles que aún así pueden ser comercializados. Es decir, sí se puede realizar este tipo de comercio, pero con permisos.

¿CRIAR O NO?. Y así como se permite el comercio y posesión legal, también hay una forma de cautiverio legal. Los zoocriaderos, zoológicos, centros de conservación y centros de rescate son algunos de estos lugares.

Por otro lado, una forma de exterminación, aun cuando permitida, es la caza. Según la ley Forestal y de Fauna Silvestre, existe la caza con fines comerciales o la caza deportiva. Una forma de matar por diversión o dinero que con permiso o no, disminuye las especies. Otros tipos son la caza por subsistencia, que se aplica en comunidades nativas, y la cetrería que es la caza mediante el empleo de aves de presa.

Junín aún no registra cantidades grandes de especies en peligro crítico, sin embargo el tráfico de animales es una forma de comercio común en mercados y lugares poco conocidos. La alerta está a punto de encenderse. A la espera.

Lo más leído