​Congresista Karina Beteta y su asesora fueron asaltadas en la puerta de su casa en San Borja

Un sujeto armado amenazó a la fujimorista y a su asesora
​Congresista Karina Beteta y su asesora fueron asaltadas en la puerta de su casa en San Borja

​Congresista Karina Beteta y su asesora fueron asaltadas en la puerta de su casa en San Borja

07 de Noviembre del 2017 - 08:51

La congresista de Fuerza Popular Karina Beteta y su asesora Paola de Souza fueron asaltadas esta madrugada en San Borja. La fujimorista estaba acompañando a la abogada parar embarcarla en un taxi cuando fueron interceptadas por un delincuente que bajó de un auto negro y las amenazó con un arma.

Eran aproximadamente 3:00 a.m. cuando la fujimorista salió con su asesora de su vivienda ubicada en la cuadra 12 de la  avenida Las Artes Norte, y caminó hacia el jirón Redón, donde fueron sorprendidas por el hampón que al perpetrar el robo huyó. 

"El delincuente bajó con un arma de fuego, encañonó a mi asesora y la asaltó. Lamentablemente vivimos en un país inseguro porque no solamente es Lima son todas las regiones que están expuestas a estos hechos de asalto", señaló la parlamentaria a Correo.  

NO LOGRAN CAPTURA

El celular robado a la parlamentaria fue lo que permitió a la Policía rastrear al delincuente, sin embargo, no lograron su captura. Beteta Rubio asegura que en la calle se encuentran instaladas cámaras de seguridad que permitirán la identificación del sujeto y su posterior detención. 

Según la denuncia, el carro utilizado por el hampón figura con la placa APK199 y pertenece a Julia Mercedes Tenorio Vega. Se presume que la unidad fue robada. 

Por su parte, la legisladora consideró el robo extraño debido a que ocurrió luego de que haya solicitado el servicio de taxi Uber. Además, dijo que fue sospechosa la actitud del taxista que no les ayudó tras ser asaltadas.

"Es muy raro. el taxista no quiso facilitar lapicero para apuntar la placa. el vehículo que pedimos llegó después de todo", dijo. Agregó que hasta el momento no ha recibido una llamada del ministro del Interior, Carlos Basombrío.