​Defensa Civil: Lluvias provocan desborde de ríos y son un peligro para la población

Se reportaron varios desbordes de afluentes, las provincias más afectadas son Azángaro y San Antonio de Putina

25 de Febrero del 2016 - 09:05 » Textos: Correo Puno » Fotos: Correo Puno

Durante el mes de febrero de este año, en el sur del país se han registrado precipitaciones pluviales de fuerte intensidad. En la región Puno, la fuerza de las mismas ha originado que en algunas localidades se desborden los ríos y en otras ocurran tragedias, como la ocurrencia de huaicos que cobraron la vida de dos personas en Usicayos o la afectación de cultivos de panllevar y pérdida de animales.

En San Antonio de Putina, luego de presentarse días lluviosos acompañados de granizada se vienen realizando labores de limpieza por el encauzamiento del río Ramis.

Se ha encontrado 50 metros de captación de agua dañados en la comunidad de Bellavista por lo que los pobladores solicitan ayuda, se informó desde la Oficina de Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de San Antonio de Putina.

Además, el peligro constante ante el posible desborde del Ramis ha hecho que un grupo de tenientes gobernadores de Huancané, quienes residen en esa cuenca, arribara a la ciudad de Puno para exigir al Gobierno Regional se concrete el tercer tramo de las defensas ribereñas y a Electro Puno el cambio de los postes de alumbrado eléctrico.

Por otro lado, en Yunyuyo el director de la Agencia Agraria, Francisco Tito Velasquez, refirió que las granizadas y lluvias han causado la inundación de los campos de cultivo de papa, cebada y habas afectando a 10 familias, la inundación de sus hogares y colapso de las canaletas.

Haciendo un mapeo general, las provincias más afectadas son: Sandia, San Antonio de Putina y Azángaro, donde las lluvias han generado desborde de ríos, y daños en cultivos y viviendas, así como la caída de puentes.

Por su parte, desde la Oficina de Defensa Civil del Gobierno Regional de Puno se ha reportado que los niveles de cota de agua de los principales ríos de la región registran un incremento por la persistentes precipitaciones pluviales que soporta el altiplano.

EN ALERTA. En el Ramis, cuyo caudal se incrementó considerablemente en los últimos días, según el reporte del Servicio de Meteorología e Hidrologia (Senamhi) Puno, el riesgo de desborde es alto.

El pasado lunes 22 de febrero, este río registró una cota de agua de 4.69 metros, en tanto el martes 23 se elevó a 4.60 metros.

Sin embargo la mayor alza se registró al día de ayer, alcanzando un nivel de 4.94 metros respecto a su parámetro de desborde que es de 6.19 m.

También se informa que los ríos Ilave y Zapatillas ubicados en la zona sur de la región altiplánica, mostraron un incremento en sus respectivas cotas.

El primero se elevó de 1.57 m. (martes 23 de febrero) a 1.57 m; en tanto el Zapatillas alcanza un nivel de 0.56 m. con relación al último martes que cifró 0.45 m.

Los ríos Azángaro, Coata, Huancané, y Ayaviri también sufrieron modificaciones en sus niveles de agua, todo ello con un incremento paulatino.

FIN DE SEMANA. la Subgerencia de Defensa Nacional y Civil del Gobierno Regional de Puno reportó el desborde del río Chejollani ubicado en la jurisdicción de la comunidad Choquechambi Carpani, distrito de Muñani, provincia de Azángaro, dejando 10 viviendas afectadas, también se reportó aproximadamente 50 hectáreas de cultivos de forrajes dañados.

Este mismo distrito, en la comunidad de Arcopunco Mororco y Ocra Ordiga, sufrió el desborde del río Moroorco, producto de la granizada que dejó 20 hecatreas de cultivos de forrajes afectados.

En la zona lago, distrito y provincia de Moho, se registró el desborde del río Pauchincha, centro poblado de Umuchi, sector Villa Cantutel, afectando a cultivos de panllevar en un aproximado de 25 hectáreas.

Y a consecuencia de las últimas precipitaciones pluviales que se en el altiplano, el río Chichanaco de Sandia comenzó a incrementar su caudal, esto empezó a preocupar a más de 400 personas cuyas viviendas están ubicadas en los riberas del mencionado afluente.

Se conoce que están en peligro al menos 80 viviendas y aproximadamente 400 personas de las viviendas ubicadas en el jirón Pedro de Candía y Manuel Quispe Fernández, jirón Sandia, la nueva construcción del Colegio Municipal, el local de la Unidad de Gestión Educativa Local de Sandia, barrio Tres de Mayo y otros.

Además corren el peligro de caerse un puente colgante y un puente peatonal de esta localidad, los cuales fueron afectados en sus bases, con el riesgo de colapsar en las próximas horas.

En caso de ocurrir un desborde dejaría aisladas a muchas familias debido a que este es el único medio de tránsito a la ciudad de Sandia.

Ayer por la tarde, el Concejo Municipal de Sandia se reunió en forma extraordinaria, en donde la mayoría de regidores decidieron declarar en situación de emergencia el distrito, lo que ahora significa implementar trabajos técnicos de la defensa ribereña de los ríos Chichanaco e Inambari, además buscar presupuesto para dichas obras.

EN PHARA. Sin embargo, la emergencia no solamente se vive en la misma ciudad de Sandia, sino también en sus distritos.

Por ejemplo, la tarde del último martes, el río que atraviesa la población de Phara se desbordó y provocó el colapso de los buzones de las calles y preocupación de los lugareños.

Alfredo Ríos Layme, vecino de la urbanización Los Claveles dijo que los responsables de la plataforma local de Defensa Civil, deben de actuar de manera rápida ante el fenómeno de la naturaleza y tomar medidas preventivas.

En el trayecto del recorrido que hace el río Cullucachi se puso en peligro a las viviendas de la zona, así como las propiedades de los vecinos que viven en sus cercanías. Se hacen evaluaciones sobre estos temas.

Lo más leído