Denuncian a padres que golpeaban salvajemente a dos de sus tres hijos

Pareja fue denunciada por una vecina, sin embargo fueron puestos en libertad. Los niños recibieron golpes por manguera y otro tipo de maltratos que los dejaron con las extremidades y el rostro heridos.
Denuncian a padres que golpeaban salvajemente a dos de sus tres hijos

Denuncian a padres que golpeaban salvajemente a dos de sus tres hijos

13 de Agosto del 2015 - 09:37 » Textos: Ricardo Velazco » Fotos: César Grados

“Latigazo y latigazo, es todo lo que se escucha”, dice indignada Gaby Sulca Escriba, vecina del asentamiento humano Alberto Fujimori, quien denunció que la pareja residente en la casa contigua a la suya, maltrata cruelmente a sus hijos.

Esta vez los niños recibieron golpes por manguera y otro tipo de maltratos que los dejaron con las extremidades y el rostro heridos.

Es así que un grupo de vecinos de María Sarita Ocas Lucano, 22, y Yony Alejos Milla, 26, la cuestionada pareja, deciden acudir a la comisaría de Mariscal Cáceres donde denuncian a estas dos personas.

Inmediatamente personal de dicha dependencia policial acude a la casa de los presunto maltratadores y los conduce a la comisaría donde de manera preliminar para investigar los hechos.

“Antes de irse el marido se me acercó para increparme sobre la denuncia y me dijo que me iba a matar” denunció Sulca quien está cansada de escuchar los llantos de los niños violentados.

Lo más sorprendente de todo, es que a pesar de que los menores de siete y tres años presentaban muestras visibles de maltrato y del deseo de la Policía de que los padres sean detenidos, el titular de Primera Fiscalía Provincial de Lima, Richard Gutiérrez los dejó en libertad y en posesión de los pequeños maltratados.

“Que se vayan a su casa nomás” le dijo el mencionado fiscal al personal policial que había recabado toda la evidencia, incluido el testimonio de uno de los niños que acusaba directamente a sus padres de molerlos a golpes.

Los vecinos hicieron un llamado al Ministerio de la Mujer para que tome cartas en el asunto y esta historia no termine en una tragedia.