Ex funcionarios y consejera afrontan grave acusación

En documento dice que realizó un depósito para que agilicen un pago en la Subgerencia de Castrovirreyna
Ex funcionarios y consejera afrontan grave acusación

Ex funcionarios y consejera afrontan grave acusación

23 de Noviembre del 2015 - 10:57 » Textos: César Velit » Fotos: Correo

Seria acusación. El gerente de la empresa Grupo Oropesa SAC, César Osorio Quispe, realizó una declaración jurada en la cual manifiesta que ex funcionarios de la oficina de la Subgerencia de Castrovirreyna y la actual consejera por esa provincia, Luz Matamoros García, lo coaccionaron para que les haga un depósito de dinero en sus cuentas bancarias, a cambio de agilizar un pago pendiente que le tenía la citada subgerencia a su empresa.

Según explicó Osorio, el Grupo Oropesa fue el proveedor de canastas navideñas a esta dependencia regional el año 2014, cuando el gobernador regional era Maciste Diaz Abad; sin embargo aduce que no le cancelaron la totalidad del pago, adeudándole aproximadamente 178 mil soles.

“Desde hace meses que vengo realizando gestiones y remitiendo documentos, como órdenes de compra y guías de internamiento, para demostrar que todo estuvo en regla y mi empresa cumplió en hacer llegar las canastas, sin embargo no me dan solución”, explicó el empresario.

¿COACCIÓN?. En la declaración jurada que firmó Osorio, (según contó a pedido del gerente subregional de Castrovirreyna) se puede leer textualmente “Al promediar el mes de febrero la señorita consejera Luz Irma Matamoros García, la señorita administradora Roxana Pérez Lazo y el jefe de logística Víctor Henry Vela nos coaccionaron y bajo presión nos pidieron que les realizáramos depósitos de dinero en sus cuentas personales por pagos que adeudaba la Subgerencia de Castrovirreyna a mi empresa, aduciendo que agilizarían los mismos”.

Osorio manifiesta que efectivamente realizó los depósitos solicitados.

Cabe señalar que Correo solicitó los vouchers de los supuestos depósitos, pero el empresario dijo que los había entregado al gerente subregional y ya no los tenía en su poder.

Correo intentó comunicase con la consejera Matamoros y el gerente subregional para recoger sus versiones, pero no contestaron sus teléfonos.