Exempleados detrás de robo en casino

El asalto y robo de 25 mil soles en el casino Ebony de Salamanca dejó cabos sueltos y muchas sospechas entre el propio personal de esa empresa.
Exempleados detrás de robo en casino

Exempleados detrás de robo en casino

23 de Octubre del 2014 - 04:09 » Textos: O. Herrera

El asalto y robo de 25 mil soles en el casino Ebony de Salamanca (Ate), a dos cuadra de la comisaría de esa jurisdicción, dejó cabos sueltos y muchas sospechas entre el propio personal de esa empresa.

Según las primeras investigaciones policiales, algunos exempleados estarían detrás del asalto a la casa de juegos, pues los asaltantes conocían el lugar a la perfección y dominaban el lenguaje empleado en ese casino.

EN LAS NARICES. El pasado sábado, a las 20 horas, cuatro delincuentes fuertemente armados llegaron como inofensivos clientes al casino-restaurante Ebony, en la cuadra dos del pasaje Olaya de Salamanca. Ni bien ingresaron al lugar, se dirigieron al sexto piso, donde funcionan las oficinas administrativas y redujeron a la jefa del casino, Giovana Ramírez Huaringa, golpeándola y atándola de pies. Luego le exigieron que les diga "dónde está la reserva", término usado solo en casinos, y que hace sospechar a la Policía que el asalto fue perpetrado por personas cercanas o ligadas al centro de juegos de azar.

Tras apoderarse de los 25 mil soles de la caja, los delincuentes huyeron en dos automóviles. La Policía, a pesar de la cercanía, no llegó a tiempo para atrapar a los delincuentes.

El coronel Pedro Valdivieso, jefe de la DIVTER Este, fue el primero en deslizar la hipótesis de que los malhechores tendrían vinculaciones con extrabajadores del casino, pues usaron los términos del casino para hablar del dinero y conocían a la perfección la ubicación de la caja.

"Mencionaron la palabra clave que ellos tienen. Es raro que manejen ese término los delincuentes que han ingresado acá", comentó Valdivieso.

SIN CÁMARAS. No obstante, las investigaciones se ven obstaculizadas por la carencia de cámaras de seguridad en el sexto piso del edificio.

Por otro lado, Ramírez Huaringa declaró que solo pudo ver las zapatillas de uno de los delincuentes, pues fue atacada por la espalda.

Asimismo, las 20 personas que estaban en el casino a la hora del atraco no tuvieron interacción con los asaltantes, y casi ninguno se percató del robo hasta que ingresó la Policía.