Frente 63 de las FARC opera en Perú y protege a mineros ilegales

Se ubican en la ribera peruana del río Putumayo, donde se extraen 3000 gramos de oro al mes
Frente 63 de las FARC opera en Perú y protege a mineros ilegales

Frente 63 de las FARC opera en Perú y protege a mineros ilegales

29 de Noviembre del 2014 - 10:10 » Textos: Chavely Chiroque » Fotos: Infografía - Correo

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estarían operando en nuestro país desde hace por lo menos tres años.

En el río Putumayo, en la frontera entre Perú y Colombia, esta guerrilla se ha aliado con los mineros ilegales peruanos, ofreciéndoles protección y ayuda logística a cambio de la extracción y amalgama de oro.

Según una investigación de la Policía Nacional de Colombia, en esta zona de frontera se extraen al mes 3000 gramos de oro con un valor aproximado de 30 dólares por gramo.

Es decir, al mes se obtendría cerca de 90 mil dólares en oro y al año más de un millón. Del total, la guerrilla de las FARC se estaría llevando una fracción para financiar sus acciones delictivas en Colombia.

Los cabecillas. Según un informe difundido ayer en el programa Mira Quién Habla de Willax TV, la policía colombiana y la peruana ya tienen identificadas las zonas de extracción de oro ilegal y los nombres de los terroristas colombianos que operan en el noreste de nuestro país, en la región Loreto.

De acuerdo con la investigación, se trataría del frente 63 de las FARC, liderado por el cabecilla conocido como “Wilmer el Burro”, quien a su vez comparte el dominio de la frontera con Laureano Zamora, alias “Ever” o “El Paisa”, segundo en la organización.

En la lista de terroristas identificados también está “El Flaco”, quien se ufana de ser el responsable de la frontera Perú-Colombia para la organización delictiva.

Finalmente, el cuarto cabecilla llevaría por alias “Antonio”. Los cuatro serían responsables de sembrar el terror en la zona de frontera en el Putumayo.

El comprador. Según el informe, el principal comprador del oro ilegal ha sido identificado como Jair Manrique Pedroza, de nacionalidad colombiana. La Policía de ese país ya está tras sus pasos.

Además, la policía colombiana ha identificado a los denominados “articuladores”, quienes serían el nexo entre los cabecillas, los mineros ilegales y los compradores.

Entre ellos se ha identificado a Wilder Usuga Userquia, alias “Mechas”; Omar Verano Guevara, alias “Mechudo”; Jorge Lobo Dosantos, alias “Neto”; Alexis Fabián Polania, alias “Polaco” y Wellington Valencia Ramírez, alias “Willo”.

Las dragas a las que se les brinda protección están ubicadas principalmente en el lado peruano del río Putumayo.

Expertos asesores de la policía colombiana sostienen que esta actividad incentivada por las FARC destruye al año, por lo menos, 250 hectáreas de bosque, porque arroja casi una tonelada de mercurio a los suelos y ríos.

Además, la contaminación por el uso indiscriminado de dragas estaría provocando alteraciones en el cauce de lo ríos y la deforestación de hectáreas de bosques.

Lo más leído