Junín ocupa segundo lugar en casos de maltrato infantil

Según el Ministerio de Justicia, de enero 2014 a julio 2015 en la región hubo 8 mil 420 casos
Junín ocupa segundo lugar en casos de maltrato infantil

Junín ocupa segundo lugar en casos de maltrato infantil

15 de Octubre del 2015 - 11:31 » Textos: Thalia Vivanco » Fotos: Correo

La violencia infantil causa estragos emocionales. Cada día se registran más casos de niños que son agredidos por sus propios padres, quienes consideran que es un método de educación. No obstante, la violencia física y psicológica afectan la salud mental del menor de edad.

De enero a agosto de 2015, en la región Junín se contabilizaron 2215 casos de violencia a niños, niñas y adolescentes, así lo afirmó Jakeline Palomino Cossio, coordinadora regional de la Estrategia de Salud Mental de la Dirección Regional de Salud (Diresa - Junín).

efecto. Los niños sufren de ansiedad cuando son sometidos a gritos y golpes. La psicóloga agregó que los pequeños de casa, quienes sufren el ataque de sus padres, tienden a ser sumisos, cobardes, o de lo contrario abusivos.

“Psicológicamente es difícil borrar de la memoria de un niño el golpe de su padre. Los padres no cuentan con una tolerancia y por un pequeño error del niño, los agreden, maltratan”, detalló.

Según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), el 80% de los agresores son los padres, puesto que consideran que es un mecanismo de disciplina. No obstante, el niño, probablemente, la próxima vez evitará repetir el acto que le valió el castigo, no porque aprendió, sino por miedo. Añadió que es necesario que los familiares estén al tanto de los niños. “La mayoría de casos de maltrato a los niños se da por los padres. Es indispensable que los tíos o abuelos distingan a un niño violentado”, señaló.

¿Cómo reconocer a un niño (a) que sufre de maltrato? Palomino Cossio precisó que los menores que son maltratados, ya sea física o psicológicamente, en el peor de los casos que haya violencia sexual, cambian de comportamiento de forma drástica, es decir, se vuelven callados, tienen sentimientos de soledad, tristeza y abandono. Además, tienen baja autoestima, bajo rendimiento académico y bloqueo de la creatividad.

No solo en el hogar se dan estos episodios de maltrato infantil, también en las instituciones educativas, a lo que denominamos “bullying”. Según la Diresa - Junín, de enero a agosto de 2015, se tiene un registro de 65 casos de acoso escolar. “Es necesario que los padres de familia, estén supervisando a sus hijos, para verificar si están sufriendo algún tipo de maltrato”, precisó.

RECOMENDACIONES. La psicóloga sugiere a los padres controlarse para poder enseñar a los niños a hacerlo. Las normas y reglas se pueden aprender imponiendo límites a través del diálogo. En lugar de recurrir al castigo físico o verbal, se puede optar por la alternativa de privarles de algo que les gusta como consecuencia de sus actos negativos.

Lo más leído