Lima: ciudad sin jardín

La alguna vez llamada ciudad jardín solo ofrece 3.6 m2 de áreas verdes por habitante mientras que el estándar recomendado por la ONU es entre 9 y 12 metros cuadrados por persona
Lima: ciudad sin jardín

Lima: ciudad sin jardín

04 de Diciembre del 2016 - 10:14 » Textos: A. Caruajulca » Fotos: Grupo Epensa

Aunque es la segunda ciudad más grande del mundo enclavada en un desierto, después de El Cairo, hubo un tiempo en que Lima fue conocida como la “Ciudad Jardín”, por la cantidad de parques que poseía a inicios del siglo XX. Al pasar los años, el título de potencia verde dejó de ser suyo.

Y es que Lima Metropolitana, según cifras del Plan Metropolitano de Desarrollo Urbano de Lima y Callao, solo le ofrece a cada habitante un aproximado de 3.6 metros cuadrados de áreas verdes, lo que no representa ni el 45% del estándar recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 9 y 12 metros cuadrados por persona, refieren expertos.

El último estudio del observatorio “Lima cómo vamos” revela que, al año 2015, existen 32’073,014 m2 de áreas verdes públicas en la ciudad.

Sin embargo, solo 27’030,000 m2 son áreas verdes implementadas que cuentan con piso verde; es decir, el resto está categorizado como área verde pero no cuenta con vegetación. El centro y este de la ciudad son los que concentran la mayor parte de área verde.

Además, precisa que si bien el promedio de áreas verdes por habitante es de poco más de 3 m2, existen distritos como Breña y Pachacámac con la menor cantidad de área verde en comparación con otros como Miraflores, San Isidro y Jesús María, que tienen entre 12 y 20 metros cuadrados por persona (ver infografía).

También hay distritos que a pesar de que pueden contar con algunos espacios públicos, estos no están habilitados. Es el caso de Comas, Los Olivos, Santa Anita y San Martín de Porres. En la mayoría, los vecinos no pagan impuestos ni arbitrios, lo que contribuye al déficit de áreas verdes en sus jurisdicciones.

“Comas tiene más de medio millón de habitantes y su presupuesto es más o menos cuatro o cinco veces el de Jesús María; sin embargo, este distrito tiene nueve veces menos cantidad de habitantes. Tiene un presupuesto per cápita muchos más elevado que los distritos que están en la periferia de Lima y una mayor capacidad de inversión. Sumado a ello, la ciudad ha crecido de forma desordenada”, explicó a Correo Augusto Mendoza, de la Sociedad de Urbanistas del Perú.

Ranking. La capital limeña ocupaba el último puesto en el ranking de espacios verdes del Índice de Ciudades Verdes de América Latina (2015); y está muy por debajo de Santiago de Chile, México D.F., Bogotá y Quito, que tienen un promedio por encima de los 8 m2.

¿Qué hacer al respecto? La solución no está en pensar distrito por distrito, señala Mendoza. “No puede pensarse que Comas solucionará solo sus problemas. Así no funciona ninguna ciudad del mundo. Los servicios urbanos tienen que pensarse en función de la metrópoli. La ciudad que dinámicamente es más fuerte debe generar los recursos para que toda la población tenga un nivel de servicio equitativo en parques y áreas verdes, y el gestor de todo esto debería ser la Municipalidad de Lima”, acotó.

Espacios. Los parques distritales representan el mayor espacio verde en la ciudad, seguido de las bermas verdes. Este segundo elemento es controversial. Si bien sí califican así, no necesariamente son espacios donde los vecinos puedan descansar, jugar o pasear.

Actualmente, no existe un censo de árboles en toda la ciudad. Solo hay cifras parciales, como en Lima Cercado y distritos como Miraflores, San Borja y San Isidro. En conjunto, estos suman 130 mil árboles.

Voceros del Servicio de Parques de Lima (Serpar), dependiente de la comuna de Lima, detallaron a este diario que trabajan un Inventario de Áreas Verdes Públicas, en base a la información remitida por los 43 distritos de Lima Metropolitana. Al mes de octubre, Correo pudo conocer que cerca del 60% de municipios ya han hecho entrega de los datos para la realización del importante documento.

El trabajo en conjunto entre municipios es clave para que Lima pueda contar con estadísticas integradas, refiere Mendoza.

Durante el gobierno de Ollanta Humala, en 2012, el Ministerio del Ambiente pretendió ampliar las áreas verdes en zonas urbanas de las principales ciudades del Perú, como parte del Plan Nacional de Acción Ambiental. La meta era identificar el déficit de áreas verdes en cada capital de departamento y para 2017 se buscaría cubrir estos requerimientos.

Uno de los proyectos más próximos está en Ancón, donde 8 mil hectáreas de arenal serán forestadas, según el plan. Este diario solicitó conocer los avances logrados hasta el momento, pero el Ministerio del Ambiente no brindó información.

Lo más leído