Madre 'Hormiguita', sucesor de 'Gringasho': Está preso por ningún muerto, le sembraron arma

La familia del acusado de ser el sicario más joven del país, menor que sería el sucesor de 'Gringasho' recibió a Correo en su vivienda ubicada en el sector Jorge Chávez del distrito de Paiján para contar su versión de la captura de su hijo.

22 de Octubre del 2014 - 16:04 » Textos: SALA DE REDACCIÓN

La familia del acusado de ser el sicario más joven del Perú D.A.R.L. (14), alias 'Hormiguita' o 'El Bache' como lo llaman en su barrio-, nos recibió en su vivienda ubicada en el sector Jorge Chávez del distrito de Paiján para contar su versión de la reciente captura del presunto matón a sueldo.

VERSIÓN. Juana León nos recibe en su sala, donde, al lado de objetos anticuados y humildes, se podía apreciar un televisor plasma, un videojuego y un gran equipo de sonido.

Ni bien le pedimos su versión, la madre de "Hormiguita" afirmó: "A mi hijo lo han intervenido los policías a las ocho de la noche en el sector Miraflores. Lo han cogido y lo han golpeado mientras mi hijo gritaba que lo suelten. Yo tengo testigos. Lamentablemente, mi hijo lleva el apellido León y tengo sobrinos que son familia León y (los agentes) les siguen los pasos, y les dicen que son sicarios. Los policías los tienen fichados, varias veces lo han intervenido, y cuando él (D.A.R.L.) dice que es Ruiz León le responden que está metido en la extorsión. A mí también me han dicho lo mismo", expresó efusivamente.

Juana León sostiene que la noche de su captura, D.A.R.L. se encontraba en el exterior de la vivienda de su abuela, en el sector Miraflores.

"Mi hijo dice que la policía llegó cerca de la casa de mi mamá y él iba a correr pero decidió quedarse porque hicieron disparos al aire y tal vez lo 'quebraban' (herían). Después lo intervinieron, le pegaron, lo agarraron del cuello y lo llevaron a la comisaría", sostuvo.

MALTRATO Y SEMBRADO. Expresó que en la sede de la División PNP de Paiján fue agredida verbalmente junto a su hermana. Jamás dejaron que viera a su hijo, dijo.

"Cuando fuimos a la comisaría, un policía identificado como Arteta le dijo a mí hermana: 'Retírate, pedazo de basura, que estoy haciendo mi trabajo. Ahora me desconozco y te agarro a cachetadas'".

Además, agregó que vieron cuando llevaban el arma con la que, según la policía, fue hallado el menor.

"Él no estudiaba sino se dedicaba a manejar una mototaxi, y no lo han metido (preso) por ningún muerto sino por un arma y eso ha sido sembrado", declaró.

"Yo vi por la ventana -añade Juana León- que un policía sacó (un arma) de un cajón y le dijo a otro: 'Siémbralo a ese conch.., que se vaya adentro'. Sacó una pistola con varias balas y por otra puerta llegaron a donde estaba encerrado mi hijo; además, ese policía Arteta tiene varias denuncias por abuso de autoridad".

Juana también confió que la policía convenció a la familia del colectivero asesinado, Laurenses Toledo Reaño, alias 'Trujillanito', para que digan que su hijo lo asesinó.

"En la mañana, un policía de la Divincri se fue en un carro de la policía y trajo a una familia. Parece que eran del muerto y ella denunció que él (D.A.R.L.) había sido, y ése ha sido el Arteta (sic) que les ha dicho que acusen a mi hijo de ser el que lo mató".

Asimismo, Juana insistió en que a su hijo le colocaron pólvora en las manos para que, al realizarle el examen de absorción atómica, éste arroje positivo.

"Mi hijo me dijo que le pasaron pólvora por sus manos y que lo llevaron a un pampón a disparar un arma para que lo siembren. Cuando vi a mi hijo les grité porque mi hijo estaba golpeado, que así sea un ratero ellos no tienen derecho de golpearlo. Por decir eso me sacaron a empujones. Luego lo encerraron en un cuarto con Arteta y la fiscal, y le dijeron que hable y solo le quedó decir que sí. Al fin lo hicieron firmar un documento. Inclusive la fiscal le llamó la atención (a Arteta) porque él le decía qué responder (a D.A.R.L.)", comentó entre lágrimas.