Mil 800 bebés prematuros salvaron sus vidas gracias a mamás canguro

Como el programa funciona las 24 horas ahora también hay papás canguro, tías canguro y hasta abuelos canguro
Mil 800 bebés prematuros salvaron sus vidas gracias a mamás canguro

Mil 800 bebés prematuros salvaron sus vidas gracias a mamás canguro

29 de Abril del 2016 - 20:55 » Textos: Correo/Agencias

El programa "Mamás canguro" del hospital nacional San Bartolomé atendió desde su creación, en 1985, a más de 1,800 bebés nacidos de forma prematura, quienes se salvaron de morir gracias a este método, que brinda calor al pequeño y refuerza el vínculo entre padres e hijos.

Cuando se creó el programa no habían suficientes incubadoras y por eso las madres pasaron a ser las “incubadoras móviles” del bebé, dijo Wilfredo Ingar Armijo, jefe del Servicio de Neonatología del nosocomio, ubicado en el Cercado de Lima.

Como el programa funciona las 24 horas, las madres deben recibir ayuda de los padres o de los familiares con los que comparte su casa, por eso ahora también hay papás canguro, tías canguro y hasta abuelos canguro.

A este programa ingresan todos los niños que, al nacer, pesan menos de dos kilos, independientemente de la edad gestacional. Además, deben hallarse estables y no requerir de ventilación mecánica ni medicamentos.

Para que sea un método efectivo, también se les enseña a padres, madres y cuidadores a alimentar correctamente a sus pequeños y a reconocer algunos signos de alarma como fiebre, grado de succión durante la lactancia, coloración de la piel o la frecuencia con que orinan.

“Sin embargo, los casos más difíciles son los bebés que nacen pesando por debajo del kilo y medio, y con menos de 32 semanas de edad gestacional. El promedio de este grupo de mayor riesgo es de 65 a 72 niños al año. Ellos se quedan en el hospital, junto con sus madres, por lo menos dos meses, y luego son monitoreados hasta los 5 años de edad, para garantizar su adecuado desarrollo neuropsicológico”, agregó.

A lo largo de todo este proceso se lleva a cabo un trabajo multidisciplinario que encabeza el pediatra neonatólogo, y en el que intervienen también neurólogos, cardiólogos y gastroenterólogos.

Ingar señaló que lo ideal es que estos bebés se alimenten exclusivamente de leche materna. Por eso, si hay madres que no producen lo suficiente el banco de leche del hospital San Bartolomé se encarga de que a los menores no les falte el alimento.

“El pequeño debe ganar alrededor de 25 gramos de peso al día. Ese es un indicativo de que el programa funciona bien”, asevera el especialista.

El Seguro Integral de Salud (SIS) cubre todas las medicinas del bebé, y el hospital se encarga de la alimentación y la cama de la madre.  

Lo más leído